EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Informe Económico Semanal Banco Ciudad del 05/05/2017

LA SEMANA EN POCAS PALABRAS

Esta semana, se conocieron los datos de la recaudación tributaria correspondientes al mes de abril, los cuales, ya sin el efecto del blanqueo, muestran un avance más moderado de los recursos tributarios, manteniendo, no obstante, tintes positivos vinculados fundamentalmente a la evolución que muestran los tributos ligados al nivel de actividad.
En concreto, la recaudación tributaria totalizó $187.949 millones durante abril, con un aumento del 24,6% interanual. De esta forma, ya prácticamente sin los efectos del “blanqueo” (en abril ingresó un monto residual de $3.820 millones) la recaudación se desaceleró respecto al alza promedio del primer trimestre (37%), pero de todas formas mostró un avance cercano a lo que habría sido la inflación del período a nivel nacional. Según indicadores privados adelantados como el IPC de FIEL, en la Ciudad de Buenos Aires los precios minoristas habrían registrado en abril un alza mensual de 1,6% e interanual del 25,7%, variación que resultaría incluso menor en las provincias, donde las correcciones tarifarias han sido inferiores a las instrumentadas en el área metropolitana.
En abril, se destacó el crecimiento de los impuestos vinculados al nivel de actividad y, entre estos, la evolución del IVA-DGI, que experimentó un alza del 33% interanual, la cual explicó unos 7 puntos porcentuales (prácticamente 1/3) del incremento total de los recursos tributarios. Afianzando la tendencia que comenzó a insinuarse durante los primeros meses del corriente año, la recaudación de este tributo continuó reflejando un alza medida en términos reales, con una mejora superior al 5% interanual neto de los efectos de la inflación. Por su parte, la recaudación del impuesto a los débitos y créditos bancarios verificó una suba del 21,6% interanual, pero que controlada por días hábiles pasa a ser más significativa, del 34%, similar a la capturada por el IVA-DGI.
Paralelamente, las contribuciones a la seguridad social, si bien moderaron su crecimiento, siguieron evidenciando una evolución positiva. En abril, totalizaron $55.537 millones, con una variación del 33% anual. El avance que muestran las contribuciones a la seguridad social sigue apuntando a una recuperación del empleo registrado, en consonancia con las estadísticas del Ministerio de Trabajo. De acuerdo a la información que publica esta cartera, en febrero (último dato disponible) los puestos de trabajo registrados subieron 1,2% en términos interanuales, profundizando la tendencia ascendente que se ha venido verificando en los últimos meses.
Con un comportamiento también favorable, el impuesto a las ganancias alcanzó un incremento de 28%. Si bien esto marca de por sí una avance en la dinámica de este tributo, que en 2016 había mostrado una variación de sólo 13% y en el primer trimestre de este año del 17% interanual, la suba podría haber resultado aún mayor, ya que como consecuencia del blanqueo de capitales, los vencimientos de individuos que usualmente operan en abril y mayo se postergaron este año al mes de junio. Adicionalmente, en abril de 2016 la recaudación de ganancias se había visto favorecida por ingresos extraordinarios vinculados a las operaciones con futuros del dólar, lo cual tendió también a elevar la base de comparación.
En contraste con esto, los impuestos ligados al comercio exterior continúan mostrando un crecimiento pausado, en un contexto de estabilidad cambiaria. Los derechos de exportación retrocedieron un 29% con respecto a un año atrás, mientras que los derechos de importación subieron 4% y el IVA aduanero lo hizo en un 13%. Esto se da en un marco en el que, con la cotización del dólar quieta, el ritmo de devaluación anual del peso respecto de esta divisa pasó de un 63% en julio de 2016 a 38% en diciembre y apenas 7% en abril.
En este sentido, en los primeros días de mayo se siguieron registrando presiones a la baja del tipo de cambio, en un escenario en el que a las colocaciones de deuda en el exterior y los dólares financieros que buscan aprovechar los elevados rendimientos en pesos, se suman ahora las crecientes liquidaciones del agro. La cotización del dólar promedió esta semana $15,32, 11 centavos (-0,7%) por debajo del promedio de la semana previa, con un descenso que acumula 50 centavos (-3%) respecto a los valores con los que cerrara el 2016.
En este marco, tras haber anunciado recientemente su intensión de recomponer el nivel de reservas a través de mayores compras de divisas, el BCRA realizó esta semana una primera intervención en forma indirecta (a través de bancos públicos) en el mercado de cambios, haciéndose con USD 100 millones. De esta forma, al tiempo que centra su principal foco de atención en la baja de la inflación, empujando por ejemplo las tasas de las Lebac levemente al alza en el mercado secundario, el BCRA también mantiene un ojo en la dinámica cambiaria, buscando contener las presiones a la apreciación del peso y sus efectos sobre la actividad agregada.