BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las malas noticias para el sector bancario detienen el rally final de año...por ahora

Las bolsas europeas caen moderadamente en una jornada de escasas referencias macro
  • Banca Monte dei Paschi tiene liquidez para cuatro meses
  • El TSJ obliga a devolver la totalidad de lo ingresado por las cláusulas suelo
  • El crecimiento esperado del BPA del Ibex es sensiblemente superior al europeo

Hoy la sesión ha estado protagonizada claramente por el sector bancario. Por un lado las noticias que apuntan al fracaso de la Banca Monte dei Paschi en alcanzar la cuantía requerida para su recapitalización, lo que ha llevado al valor a perder más del 10% en bolsa. Por otro la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre las cláusulas suelo, que obligará a las entidades españolas a pagar en torno a los 4.000 millones de euros a sus clientes. Todo ello ha provocado que el sector cayera con fuerza en Europa, sobre todo en los países periféricos y especialmente en España e Italia, afectando a los índices generales. Pero vayamos por partes:
La sesión comenzaba con alzas generalizadas en los mercados asiáticos tras el buen tono ayer de Wall Street, donde los bancos han vuelto a liderar los ascensos tanto en el mercado americano como en el asiático.
En la preapertura europea se esperaban ligeros descensos, en una sesión de escasas referencias macroeconómicas. Las bolsas del viejo continente abrían la sesión con caídas en torno a las tres décimas porcentuales y un bajo volumen de negociación. Los bancos, en esos momentos, no registraban caídas especialmente importantes y parecía que iba a ser una sesión bastante tranquila, con caídas típicas de mercados muy sobrecomprados como los actuales.
Monte dei Paschi necesita liquidez urgentemente y no la consigue.
Sin embargo dos fueron los hechos que condicionaron el resto de la sesión. Por un lado las noticias que señalaban que Monte dei Paschi habría alcanzado una cantidad mucho menor de la esperada y necesitada en su programa de capitalización de deuda, y las proyecciones que hablaban que al banco le restarían únicamente 4 meses antes de que se quede sin liquidez. La cotización de la entidad sufría fuertes descensos tras estas noticias (-17%), arrastrando al sector en Italia e influyendo al resto de bancos europeos.
Por otro lado se conocía también la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la UE, obligando a los bancos españoles a devolver a sus clientes el total que percibieron gracias a las cláusulas suelo. El importe estimado total podría rondar los 4.000 millones de euros, lo que fue recogido por los títulos en bolsa con fuertes caídas.
El índice general español, dado el peso del sector bancario, sufría caídas por encima de sus homólogos europeos, que poco a poco fue reduciendo por el mejor comportamiento de títulos como las eléctricas, favoreciéndose de un mejor escenario en el mercado de bonos.
Desde el lado macro lo más destacado lo teníamos esta tarde en EE.UU., con las ventas de viviendas de segunda mano en EE.UU. que se situaron claramente por encima de las previsiones, y por el mejor indicador de confianza consumidora de la Eurozona en diciembre.
Los inventarios semanales de petróleo en EE.UU. también sorprendieron positivamente. Se esperaba una caída de 2,515 millones, mientras que subieron 2,256 millones. Esta noticia, en teoría negativa para el precio del crudo, no tuvo efecto en la materia prima.
Poco más que señalar en este cierre de mercado, en una jornada con pocas referencias a excepción de las noticias comentadas sobre el sector bancario.
Para finalizar, y dado que el Dow Jones de Industriales está cerca de superar la barrera histórica de los 20.000 puntos, nos gustaría resaltar la diferencia con el comportamiento de las bolsas europeas.
Como señalábamos en un artículo anterior, la diferencia entre ambos mercados se debe fundamentalmente a la diferencia que hay entre el beneficio corporativa de ambas zonas geográficas. Mientras que en EE.UU. el BPA corporativo promedio supera en casi un 30% el máximo alcanzado antes de la crisis, en Europa se encuentra un 30% por debajo. Las diferencias en las políticas monetarias y fiscales, y del dinamismo de ambas economías, justifican esta diferencia entre otras cosas.
Como vemos en los siguientes gráficos adjuntos, para los próximos ejercicios el crecimiento esperado del BPA para el S&P 500 y para el Eurostoxx 50 es ligeramente favorable al primero. En el caso del Ibex 35 para 2017 se espera un incremento del 21%, que bajará a un 10% en 2018. Sin embargo, dado que la sobrevaloración del S&P 500 es muy superior tanto a la del Eurostoxx 50 como al Ibex 35, en estos dos casos hay infravaloración, a tasas de crecimiento parecidas, nos decantaríamos por la bolsa europea para 2017.
Veremos, porque este es un consejo recurrente cada año, y que cada año se empeña en demostrar que es un consejo equivocado.



capitalbolsa