Fondos para encarar la próxima campaña gruesa Se entregaron más de $ 30 millones en Chaco a productores afectados por la sequía

La Secretaría de Coordinación y Desarrollo Territorial, a través del subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi, mantuvo reuniones con productores de la provincia del Chaco, perjudicados por la sequía y por las inundaciones. Con el aporte de más de $ 30 millones del Ministerio, la provincia estima logar un incremento de alrededor del 50% del área sembrada de girasol, alcanzando las 450 mil hectáreas y beneficiará a alrededor de 1.000 productores de la zona.

En primer lugar, el funcionario realizó una recorrida por la zona de Colonia Montenegrina junto al subsecretario de Agricultura de la provincia, Jorge García, donde dialogó con agricultores y horticultores afectados por la sequía, y luego visitó Roque Sáenz Peña, donde se reunió con productores de la Cooperativa Agrícola La Unión junto a productores de la Sociedad Rural, de Federación Agraria y cooperativas de la zona.

En el marco de la visita a la provincia, también participó del Foro Algodonero en conjunto con el subsecretario de Agricultura de la Nación, Luis Urriza y el ministro de Producción provincial Gabriel Tortarolo. Por otra parte, también se reunió en la sede del Palacio de Gobierno con el gobernador de Chaco, Domingo Peppo para trazar líneas de trabajo en conjunto.

La provincia de Chaco, mediante el Decreto N° 500 del 1 de abril de 2016 modificado por el Decreto Provincial N° 644 del 18 de abril de 2016 declaró la emergencia y/o desastre agropecuario a los productores cuyas explotaciones fueron afectadas por sequía en varios departamentos del sudoeste provincial y por inundaciones en el Departamento General San Martín.

Esto fue considerado por la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios que recomendó la declaración del estado de emergencia y/o desastre agropecuario planteada por la provincia, que se plasmó a través de la Resolución N° 164 del 4 de mayo de 2016.

A la provincia se le destinó la suma de $30.305.000 proveniente del Fondo Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario (FONEDA), con el objetivo de recuperar e incrementar el área destinada al cultivo de girasol, dado el nuevo esquema de comercialización que incluye la quita de retenciones, la suba del precio del producto final y las actuales condiciones climáticas favorables pronosticados durante el presente año. Aprovechando el nuevo escenario, la provincia estima logar un incremento de alrededor del 50% o más, llevando el área final de 300.000 a 450.000 hectáreas.

Por lo tanto, para estimular a la decisión empresarial del productor, los mismos percibirán un aporte económico de hasta $28.687, bajo la condición de Aportes No Reintegrables (ANR) para la compra de insumos a utilizar en la siembra del cultivo de girasol.

Se estima una asistencia cercana a los 1.000 productores afectados que cuenten con certificado de emergencia de hasta 100 hectáreas, de acuerdo con el siguiente esquema de segmentación:
a) La suma de $510 por hectárea para las primeras 25 hectáreas.
b) La suma de $382,50 por hectárea para el rango mayor a 25 hectáreas y menor o igual a 50 hectáreas.
c) La suma de $127,50 por hectárea para el rango mayor a 50 hectáreas y menor o igual a 100 hectáreas.