El Gobierno enviará más efectivos de fuerzas federales a la Provincia para combatir el delito

El delito asumió una espiral cada vez más violenta. Los últimos hechos de inseguridad, como el aberrante asesinato de una mujer en El Palomar, así lo demuestran. El presidente Mauricio Macri parece haber tomado nota de ello y esta mañana convocó a una reunión de urgencia a los funcionarios del área.
El jefe de Estado encabezó en Casa de Gobierno un encuentro con la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.
Luego del encuentro, Bullrich explicó que definieron realizar un "rediseño estratégico de las fuerzas federales" en la provincia de Buenos Aires, con "especial énfasis" en el Conurbano y en la ciudad de Mar del Plata. "El objetivo es llevarle más tranquilidad y seguridad a la gente", aseguró.
La reunión de la que también participó el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el ministro bonaerenseCristian Ritondo, se desarrolló en el Salón Eva Perón de la Casa de Gobierno.
La ministra de Seguridad evitó dar precisiones sobre cómo será la asignación de efectivos. Dijo que informarán los cambios a medida que las fuerzas federales vayan llegando a los partidos más calientes del Gran Buenos Aires.
(Télam)
(Télam)
"Estuvimos elaborando pautas de trabajo común para que haya una relación muy cercana entre las fuerzas provinciales y las fuerzas federales", ahondó Bullrich en Casa de Gobierno.
Otro de los datos que preocupa al Poder Ejecutivo es la reincidencia de delincuentes peligrosos que deberían estar cumpliendo una condena. El ministro Ritondo informó que durante 2016 41 delincuentes que cometieron robos seguidos de muerte deberían haber estado detenidos. La provincia de Buenos Aires busca cambiar esta situación con la sanción de un nuevo Código Procesal que fijará pautas más estrictas para liberar delincuentes. Además se le otorgarán más derechos a las víctimas del crimen.