El BCE es el nuevo faro de Alejandría de los inversores

  • El BCE sorprenderá positivamente a los inversores
  • Después de un inicio flojo, la temporada de resultados en EE.UU. está mejorando
  • Caída del petróleo por el objetivo de producción de Irán
Moderados descensos al cierre de las bolsas europeas, en una jornada muy tranquila, y en la que los descensos se han producido en las últimas joras de la sesión. Los resultados empresariales y la próxima reunión del Banco Central Europeo han sido los principales catalizadores del día. Vayamos por partes.
Respecto a la reunión del BCE veamos las opiniones de Bankinter y Link Análisis:
Es muy pronto para que el BCE empiece a retirar sus estímulos.
Bankinter: “El mercado espera que empiece a retirarse poco a poco (programa compra de activos) y que se pronuncie en ese sentido tan pronto como esta semana. No estamos de acuerdo. Es muy pronto. En la reunión de diciembre anunciará una reducción progresiva a lo largo de 2017 del importe que compra mensualmente (80.000M€), pero no antes. Todavía puede adoptar alguna medida de relax adicional. Puede eliminar algunas restricciones del programa actual. Por ejemplo, la regla de proporcionalidad de las compras con el tamaño del PIB de cada país o la regla de no superar el 33% de cada emisión en corporativos o la de no comprar bonos con TIR de mercado inferiores al tipo de depósito (-0,40%). Es probable que relaje algo más antes de empezar a retirarse. Lo comprobaremos el jueves. Si en lugar de aludir a una estrategia de salida, flexibiliza algo más, aunque sea por última vez, el mercado reaccionará con rebotes. Y si Portugal no pierde su grado de inversión, las bolsas podrían rebotar y aguantar el rebote hacia el final de la semana. Por eso el tono de las bolsas puede ser mejor esta semana.”
Link Análisis: El escenario que manejamos es el de un Draghi que mantendrá su discurso de que la máxima autoridad monetaria de la región hará todo lo que haga falta, de ser necesario, para impulsar la inflación hasta el objetivo de cerca del 2%. Es por ello que descartamos cualquier mención a un posible final del programa de compra de activos. Es más, algunos agentes del mercado esperan que Draghi concrete si éste se extenderá más allá del mes de marzo, algo que nosotros no creemos que vaya a aclarar en esta reunión. Sí es posible que Draghi se muestre más optimista respecto a la evolución de la inflación, aunque el comportamiento de esta variable va a depender en gran medida de cómo se comporte el precio del crudo en los próximos meses. También es muy probable que Draghi aclare cómo va a hacer frente el BCE al problema que se le plantea para poder seguir implementando su programa de compra de activos por la escasez de bonos en el mercado. En este sentido, señalar que quizás sea éste el único tema que Draghi intente aclarar a los mercados. Es por ello que creemos que el impacto de la mencionada reunión del Consejo de Gobierno del BCE, salvo sorpresa, no va a tener demasiado impacto en el comportamiento de la renta variable europea a pesar de la expectación que está generando.”
Los resultados empresariales están superando las previsiones.
Respecto a los resultados empresariales hoy lo principal viene al otro lado del Atlántico con los resultados de Bank of America, por encima de las previsiones, y de Hasbro, también por encima. Al cierre del mercado americano conoceremos las cuentas de IBM y Netflix entre otras.
Por ahora los resultados promedio están superando las previsiones de los analistas ampliamente, aunque es demasiado pronto para sacar ninguna conclusión al respecto.
En cuanto a los datos macro lo más relevante hoy era el IPC de septiembre de la zona euro, en línea con las previsiones de mercado, y en EE.UU. la producción industrial del mismo mes, también cumpliendo el consenso.
Para finalizar, el petróleo cae hoy más de un punto porcentual tras las declaraciones del ministro de energía de Irán en las que fija un objetivo de producción de crudo para el país (5 mbp) muy por encima de lo que la OPEP esperaba cuando se acordó la congelación de actividad en la reunión de Argelia.
En suma, jornada de baja volatilidad y escaso volumen de negociación, y en la que los inversores han situado al BCE como nuevo faro de Alejandría.