Anuncian la suba del gas y ya impacta en la inflación de octubre

Según pudo ser Clarín, entre fines de esta semana y principios de la que viene se lanzará la resolución con los nuevos aumentos. Y cercana la publicación del nuevo esquema tarifario del gas, los jugadores del mercado ya prevén un incremento en la inflación para octubre. Así se desprendió ayer del relevamiento de expectativas de mercado del Banco Central que dio a conocer. 
El cambio de humor se hizo visible en el REM del mes de septiembre, un informe que publica todos los meses el Banco Central y que incorpora la visión sobre variables macroeconómicas de distintas consultoras y analistas. En la edición de ayer la proyección de aumento de precios para octubre alcanzó el 2%, tras haber sido 1,7% en la edición anterior de ese mismo informe (agosto).
La inflación esperada para octubre en su momento había dado 1,7% por la suspensión de las tarifas de gas. Esto provocó una caída en la inflación  en el mes de agosto, pero ahora, con el computo para octubre se provocará un alza.
Con respecto al nuevo cuadro tarifario que se dará a conocer para octubre, según explicaron fuentes conocedoras del asunto, aún se está escribiendo el texto con el nuevo esquema tarifario. Este no tendría grandes diferencias con el incremento mencionado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, de 203% promedio.
Como el documento debe incluir qué se incorpora y qué se rechaza de los argumentos esgrimidos en las audiencias públicas, el texto con el nuevo cuadro tarifario se espera sea muy extenso. Contemplará también la situación de las pymes y el GNC.
El impacto del nuevo cuadro sobre los precios regirá a partir de este mes. Aranguren había comunicado que la nueva modalidad correría desde el primero de octubre, pero se entiende que por cuestiones legales no puede ser retroactivo, así que aún resta saber desde cuando va a regir.
Gastón Rossi, economista y director del Banco Ciudad, afirmó que el cambio de expectativas de inflación para octubre "está relacionado a que se vuelvan a implementar las tarifas del gas". Pero agrega: "sin embargo la dinámica de largo plazo muestra una tendencia clara de desinflación".
Jorge Vasconcelos, del Ieral-Fundación Mediterránea, también sostiene que la diferencia en las proyecciones del REM está dada por el gas.
Según la visión de Marina Dal Poggetto, directora del Estudio Bein, "las tarifas agregan algo más de un punto a la inflación" y la proyección del relevamiento del Banco Central de 2% para octubre "parece corta".
Poro otro lado, el incremento de precios que no considera tarifas reguladas, la inflación núcleo, demuestra en el REM una tendencia contraria al índice general para octubre, ya que desciende de 1,6% a 1,5%.
Lo mismo sucede las expectativas de inflación para los próximos 12 meses, que caen de 21,8% a 21,3%.
En este contexto, y con la intención de alinear las expectativas con sus objetivos para el último trimestre, el Banco Central dejó sin cambios por segunda semana consecutiva las tasas de las letras que emite, las lebacs, que quedaron en el plazo más corto en 26,75% anual (ver más aparte).
Para septiembre, los privados estiman que el incremento en los precios se explicó por el alza en alimentos que subieron 2,7%, y por la suba en el precio de la indumentaria, que fue de 7,5%, en el marco de un proceso de entada de ropa nueva por el cambio de temporada.
Por otro lado, la consultora Elypsis registró un crecimiento del aumento de precios en el mismo período de 1,1% en la CIudad de Buenos Aires, y de 1,3% en la inflación núcleo.