TECNOLOGÍAS DE APROPIACIÓN COLECTIVA La estufa SARA fue declara de interés por el Senado de la Nación


Desarrollada por un equipo interinstitucional, el dispositivo es una estufa de leña de muy bajo costo y alta eficiencia que se presenta como una alternativa de calefacción sustentable, saludable y económica para las regiones frías del país.
Foto: INTImedios

La estufa tiene mayor estabilidad térmica y mantiene la temperatura aún después de varias horas de estar apagada.
La Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la Nación declaró de interés parlamentario la estufa Social de Alto Rendimiento Argentina SARA, desarrollada por un equipo de profesionales del INTI, el CONICET y la Universidad de Buenos Aires.

La distinción fue para los centros de Energía y Tecnologías Sustentables del INTI, la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la UBA y el CONICET y se basa en el desarrollo de un equipo de bajo costo ideado para abastecer de calefacción a zonas desfavorables que puede ser fácilmente replicado.
Este dispositivo fue pensado para la autoconstrucción, y emplea adobe como su principal elemento de fabricación. Utilizando la tecnología de la combustión a la gasógena o doble combustión, esta estufa alcanza rendimientos del 70% a un precio muy inferior en comparación con otras alternativas existentes. Además, tiene la característica física de ser de masa térmica, lo que implica que acumula calor mientras está encendida y lo entrega al ambiente aun después de apagada-. Una vez apagado el fuego su enfriamiento es muy lento, lo que es muy indicado durante la noche y en zonas muy frías ya que tiene una transmisión de calor más confortable.

El cuerpo de la estufa tiene una medida aproximada de 53 cm de ancho por 80 cm de profundidad y 1 metro de alto.

El trabajo surge a partir una demanda de San Martín de los Andes. Los problemas a solucionar apuntan a evitar las quemaduras producidas por las estufas o salamandras metálicas y minimizar emisiones gaseosas contaminantes debido a la tecnología de doble combustión incorporada en el hogar-, logrando una mayor eficiencia y la consecuente reducción del consumo de leña para un mismo servicio. La elección de los materiales y componentes se orientó a elementos naturales que se encuentran en poblaciones en situación de pobreza de las zonas frías de Argentina. Además en este desarrollo se vinculan las nociones de ahorro energético, cuidado ambiental y tecnologías con base territorial.

En la actualidad, la estufa SARA está siendo transferida en diferentes ciudades del país, tales como San Martín de los Andes en Neuquén, en la ciudad costera de Miramar, Jocolí en Mendoza, y Bariloche y Villa Regina en Río Negro. También en las provincias de Santa Fe, Córdoba, Chubut y Santa Cruz.