Producción de acero crudo volvió a bajar en agosto

La producción de acero crudo encadeno en agosto el tercer descenso mensual consecutivo, en este caso de 3,6 por ciento, mientras la comparación interanual mostró una caída de 27,5 por ciento, según datos divulgados este mediodía por la Cámara Argentina del Acero (CAS).
Las plantas argentinas produjeron el mes pasado 183.200 toneladas de acero crudo, acumulando en ocho meses 2.755.900 toneladas, volumen que al compararse con el mismo lapso de 2015 reflejó una contracción de 17,4 por ciento.
Desde las 379.100 toneladas de acero crudo producidas en mayo, el mejor ritmo en lo que va del año, el sector evidenció una reducción de casi 9,5 por ciento.
En hierro primario la producción del mes pasado fue de 183.200 toneladas, 46,4 por ciento menos que agosto del año pasado y 18,9 por ciento abajo de lo fabricado en julio último.
Así, entre enero y agosto la producción de hierro primario cayó 24,3 por ciento al totalizar 1.933.700 toneladas.
Las producciones acumuladas tanto de acero como de octubre resultaron las más bajas para el período desde 2009.
En su informe, la Cámara Argentina del Acero insistió en que la actividad industrial de la cadena de valor del acero "continúa atravesando un escenario de estancamiento", lo que lleva a que las plantas operen con bajos niveles de utilización de su capacidad instalada. Esa situación es aprovechada para realizar "programas de mantenimiento extraordinario con paradas mayores de algunas líneas de producción, incluyendo recambio de motores en algunas de ellas, y realizar adecuación de sus stocks dada la baja demanda de algunos mercados".
De todas maneras, el informe matizó que algunos sectores productivos locales "comienzan a mostrar signos de crecimiento o alguna recuperación". En agosto, al desempeño de la industria de maquinaria agrícola se agregó el sector automotriz y de motocicletas.
En tanto, las plantas argentinas produjeron en agosto 218.100 toneladas de laminados terminados en caliente, 30,7 por ciento menos que en julio y 44,9 por ciento por debajo de lo fabricado un año atrás.
Y la fabricación de planos laminados en frío apenas resultó de 67.600 toneladas el mes pasado, reflejando una caída de 46,5 por cietno respecto de julio último y una contracción de 52,7 por ciento respecto de agosto del año pasado.
En ocho meses, la producción de laminados terminados en caliente bajó 17,3 por ciento y la de acabados en frío se redujo 6,7 por ciento.