Las Bolsas europeas se sobreponen al descontento que deja Draghi y cierran mixtas El Ibex sube un 0,95% apoyado por los bancos

La renta variable europea consiguió recuperarse de un brusco descenso provocado por el presidente Mario Draghi, que mantuvo una visión contemplativa en la política monetaria y no extendió el programa de compras de bonos como algunos inversores estaban especulando.

El Euro Stoxx 50 que llegó a perder más de un punto porcentual tras la comparecencia de Draghi, cierra con un moderado descenso del 0,25 por ciento a 3.084,08.

El Ibex 35 lidera las subidas con un avance del 0,95 por ciento a 9.101,1 puntos, apoyado por el sector bancario, que se ve beneficiado por un fuerte repunte de la rentabilidad de la deuda en la eurozona.

El euro tocó un máximo de dos semanas y los rendimientos de bonos en la zona euro subieron después de que Mario Draghi dijera que una extensión del programa de compra de activos del banco central no se discutió en la reunión de política monetaria de hoy jueves.

El Banco Central Europeo dijo que estaba buscando opciones para asegurarse de que podía continuar con su programa de impresión de dinero sin precedentes, pero no llegó a decir que ampliaría el sistema más allá del próximo mes de marzo.

Eso fue suficiente para desencadenar una oleada de ventas en los mercados europeos ya que algunos traders esperaban que Draghi anunciara una extensión de seis a nueve meses de su programa de flexibilización cuantitativa o posibles ajustes para hacer frente a una escasez de bonos.

"Discutimos la evaluación de la economía y discutimos las amplias proyecciones macroeconómicas pero no discutimos nada más", dijo Draghi a la prensa.

El banco central mantuvo las tasas de interés sin cambios como se esperaba y no hizo ningún cambio en su programa de compras de activos de 80 mil millones de euros.

"La decepción es evidente, pero el BCE hizo lo posible para mantener la puerta abierta a más estímulos", dijo Kim Liu, estratega de renta fija, de ABN Amro.

"Ahora esperamos que el anuncio de una expansión y ajustes en el programa de compra de activos se produzca antes de que finalice el año, muy probablemente en la próxima reunión de octubre". El euro tocó un máximo de dos semanas de $1.1328, un 0,8 por ciento en el día, inmediatamente después de los comentarios de Draghi.
Sin embargo, esta tendencia se atenuó ya que los inversores creen que el episodio de hoy es sólo un retraso en el camino hacia más flexibilización. El euro dólar sube un 0,33 por ciento a 1,1274.

El rendimiento del Bund a 10 años de Alemania sube 6 puntos básicos al -0,063 por ciento. La rentabilidad del bono español a 10 años avanza 5 puntos básicos al 0,98 por ciento.

"El mercado se había acostumbrado a que el BCE pre-anuncie las medidas de estímulo en el pasado, cuando la necesidad era más urgente, pero ahora tendrá que acostumbrarse a un enfoque más cauteloso", comentaba un trader de bonos.

"El BCE está más en el modo de esperar y ver ahora y tratará de manejar las expectativas. Espero que dé a conocer una extensión del programa y cambios en los parámetros al final del año".

Los precios del petróleo avanzan cerca del 4 por ciento después de conocerse que los inventarios de petróleo cayeron fuertemente, en contra de un ligero aumento esperado. El Brent sube un 3,8 por ciento a 49,78 dólares.

El futuro del oro retrocede un 0,34 por ciento a los 1.344,65 dólares.