Las Bolsas ceden al ver signos de cautela de los bancos centrales El Ibex 35 retrocede un 0,83% a 9.025,5

Las acciones y el petróleo perdieron terreno, mientras que el dólar sube mientras los inversores se centraron en la perspectiva de una política monetaria de los bancos centrales más restrictiva. Los recientes avances en los mercados de valores han sido apuntalados por medidas acomodaticias de la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón, pero los inversores se centran ahora en cualquier signo que sugiera que los bancos centrales mundiales pueden estar cambiando su tono.

El índice Euro Stoxx 50 retrocede un 1,01 por ciento a 3.052,29 y el Ibex 35 un 0,83 por ciento a 9.025,5.

Los bancos, que se han visto muy perjudicados por la política de tipos cero o negativos, conseguían mantenerse planos en Europa al calor del repunte de la rentabilidad de los bonos europeos, que tiende a beneficiar sus márgenes de intermediación. El selectivo bancario del Eurostoxx sólo se deja un 0,1 por ciento.

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren dijo el viernes que se puede montar "un caso razonable" para elevar las tasas de interés y evitar el sobrecalentamiento de la economía.

Los inversores otorgan actualmente una probabilidad del 30% a una subida de tipos de interés en septiembre, en comparación con una probabilidad del 18% del jueves.

Es poco probable que la Fed actúe decisivamente en septiembre, pero los mercados todavía reaccionan a los comentarios de cualquier funcionario de la Fed que apunten a eso.

El rendimiento del bono del Tesoro EEUU a 10 años subió al 1,659% desde 1,614% el jueves. La rentabilidad del bund llegó a tocar un mínimo del -0,19 por ciento a principios de julio, pero la decepción del mercado con el mensaje del Banco Central Europeo está elevando el rendimiento de los bonos europeos hasta el punto en el que los bonos alemanes ya están en rentabilidad positiva.

El rendimiento del Bund alemán a 10 años sube 6 puntos básicos hasta el 0,004 por ciento. La rentabilidad del bono español a 10 años avanza 10 pbs hasta el 1,09 por ciento.

El índice del dólar, que mide al dólar contra una cesta de 16 monedas, sube un 0,4%, ante la perspectiva de unas tasas más altas en Estados Unidos.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 se deja un 1,1 por ciento después de unos datos de esta mañana que mostraron una fuerte caída de las exportaciones alemanas y después de la decisión del Banco Central Europeo del jueves de mantener su programa de estímulo, dejando a muchos inversores frustrados porque esperaban una extensión de la QE.

"En comparación con las expectativas, casi diríamos que el presidente del BCE, Mario Draghi, sonó mucho más duro", dijo Michael Metcalfe, jefe de estrategia macro de State Street Global Markets. Tanto en Europa como en Japón, los inversores están acostumbrados a que los bancos centrales pulsen el botón de flexibilización cuantitativa cuando las cosas se ponen mal, pero parece que hemos llegado a los límites.

En Japón, el banco central puede quedarse sin bonos del gobierno que comprar en los próximos 18 meses más o menos. El banco central compra aproximadamente 750.000 millones de dólares de deuda pública al año.

El viernes, las acciones asiáticas mostraron descensos en general, para ponerse al día con las pérdidas del jueves en EE.UU. y Europa. Las noticias de un quinto ensayo nuclear de Corea del Norte pesaban sobre las acciones en la región, con las acciones en Shanghai, Corea del Sur y Australia cerrando con caídas.

Los datos también mostraron que la inflación al consumidor de China se desaceleró en agosto por cuarto mes consecutivo, dejando espacio para un mayor estímulo del Banco Popular de China.

En las materias primas, el petróleo crudo EE.UU. corrigió tras el rally del jueves, y ahora cede un 1,8% a $46,76 el barril. El oro cayó un 0,4% a $1.336,70 la onza.