La SRA denunció posibles conductas anticompetitivas de la industria láctea ante la Secretaría de Comercio de la Nación

 
La Sociedad Rural Argentina (SRA) denunció hoy ante la Secretaría de Comercio de la Nación, la posible existencia de conductas anticompetitivas implementadas por las industrias lecheras en el estancamiento de los precios que les pagan a los productores.
Tal como venimos sosteniendo públicamente, desde hace dos años el precio que reciben los productores de leche no alcanza a cubrir los costos de producción, como consecuencia, a decir de la industria, de la baja de los precios internacionales de la leche en polvo.

A pesar de que en los últimos 45 días se registró el alza en el precio internacional de un 35% (de U$S2.079 a U$S2.793 la tonelada), e incluso que el mercado brasilero está pagando a los negocios argentinos por encima de los U$S3.000 la tonelada, exigimos que esto se traduzca en forma inmediata en una recomposición del precio al productor.

Sería inaceptable que se mantenga un estancamiento de los precios al productor, tal como lo manifestaron todos los representantes de la industria en la última reunión del Ministerio de Agroindustria. En ese encuentro sostuvieron que el precio se mantendría en los actuales niveles durante los próximos meses y recién comenzaría a subir a principios de 2017, si los precios internacionales mejoran.

Como es de público conocimiento, el Centro de la Industria Lechera (CIL) ha suscripto recientemente un acuerdo privado, respecto del comercio con Brasil por los próximos dos años. Este acuerdo implica una limitación por parte de la industria local de los volúmenes exportados a ese país, eliminando la posibilidad de un mayor acceso a dicho mercado, al mismo tiempo que el mecanismo de asignación de esta cuota es poco transparente. Todo esto impacta en la concurrencia de las industrias en la competencia del mercado.

Ante la decisión de mantener estancado el precio a pagar a los productores de leche, esta situación pone de manifiesto la posible existencia de prácticas colusivas por parte de las industrias lecheras, en violación a las disposiciones de la Ley 25.156 de Defensa de la Competencia.