Fin de la tregua: Qué sucede actualmente en Siria


Un A-10A Thunderbolt II / wikipedia.org

Este lunes el Ejército de Siria ha anunciado el fin del alto el fuego en el país. La respuesta de Damasco al incumplimiento por grupos rebeldes del pacto de cese de las hostilidades, que entró en vigor el 12 de septiembre, ha sido la última gota que ha inclinado la caldera hirviente del conflicto sirio hacia un futuro desconcertante.
El papel del pacto sobre la tregua, acordado por Rusia y Estados Unidos el 9 de septiembre, ha sido destacado por el propio Ejército sirio, que reconoció que "el régimen de alto el fuego habría sido una gran oportunidad para detener el derramamiento de sangre". Una gran oportunidad que ahora resulta en vano tras más de 300 infracciones por parte de la oposición. Mientras los políticos buscan soluciones para poner fin al sangriento conflicto que lleva más de cinco años arrasando Siria, el país se encuentra vulnerable frente a la amenaza terrorista.

El Ejército sirio en Alepo, bajo fuego

Según el Centro ruso para la reconciliación en Siria, este lunes en el sudoeste de Alepo milicianos del Frente al Nusra han emprendido una ofensiva a gran escala contra las posiciones del Ejército sirio. Los rebeldes lanzaron ataques contra el territorio de la Academia Militar Al Assad y las zonas residenciales. Tras intensos combates, lograron expulsar a las tropas gubernamentales y los destacamentos de la milicia popular de las afueras de Alepo en la zona sur, tomando el control temporal de la carretera Castello.

Un fatal bombardeo de EE.UU. en Deir ez-Zor
Durante una contraofensiva, las Fuerzas Armadas del Gobierno sirio han conseguido derrotar ―con apoyo de la aviación rusa― a un destacamento de vanguardia de los terroristas, "destruyendo 4 tanques, 3 vehículos de combate de infantería, 9 camionetas con ametralladoras de gran calibre y hasta 100 terroristas".
En medio de la inestabilidad política y la constante amenaza terrorista, Siria se ha convertido en escenario de la lucha internacional contra el Estado Islámico. A pesar del objetivo de aniquilar a la organización terrorista, varios aviones de la coalición liderada por Estados Unidos atacaron este sábado instalaciones clave de las unidades del Ejército sirio cerca del aeropuerto de la ciudad de Deir ez-Zor, el principal baluarte de las fuerzas leales a Damasco en el este del país.
Tras una serie de ataques perpetrados por dos aviones F-16, dos aviones A-10 y un vehículo aéreo no tripulado, al menos 62 militares sirios perdieron la vida y más de 100 resultaron heridos. Además, los combatientes del Estado Islámico comenzaron una ofensiva en la zona que duró varias horas. En las horas posteriores a la ofensiva estadounidense, los aviones rusos ejecutaron 10 ataques para apoyar a la resistencia de la guarnición de Deir ez-Zor.
Damasco calificó lo sucedido de "agresión abierta y notoria" mientras que Rusia convocó a una sesión urgente el Consejo de Seguridad de la ONU. Por su parte, la Casa Blanca admitió que la aviación estadounidense había protagonizado los bombardeos y transmitió "su pesar" por la muerte de los militares sirios.

Otros ataques contra el Ejército sirio

El bombardeo en Deir ez-Zor ha sido el más polémico, pero no el único episodio reciente cuando se realizan ataques contra las posiciones el Ejército sirio. La noche del pasado martes los aviones de la Fuerza Aérea de Israel atacaronposiciones militares del Gobierno de Bashar al Assad en respuesta a la caída de un misil que explotó en la región norte de los Altos del Golán.
A pesar de que a 80 kilómetros de la frontera, además de tropas del Gobierno sirio, operan militantes de unas cincuenta organizaciones terroristas, entre ellas el Estado Islámico y el Frente al Nusra, Israel responsabilizó a Damasco de las acciones agresivas. Fue el cuarto reciente incidente de este tipo que, según los expertos, respondió a la intensificación de los combates entre las tropas sirias y los combatientes de la oposición.

La tregua en Siria

Rusia y EE.UU. acordaron el alto el fuego entre el Gobierno sirio y las fuerzas de la oposición el 9 de septiembre. El pacto entró en vigor tres días después. Tanto el Ejército sirio como la coalición liderada por los estadounidenses prosiguieron sus ataques aéreos contra el Estado Islámico y el Frente Al Nusra, que no estaban incluidos en el pacto.
El analista político Ángel Molina ha comentado a RT que el camino hacia la paz en Siria se ve obstaculizado por los actores de la región, incluso por los aliados de EE.UU. "Nos encontramos con una infinidad de actores regionales que tienen sus propios intereses", ha señalado Molina, refiriéndose en primer lugar a Arabia Saudita y Turquía, que "dependen del escenario sirio".


El jefe de la dirección de operaciones del Estado Mayor General de Defensa de Rusia, el teniente general Serguéi Rudskói, indicó que desde el comienzo del alto el fuego en Siria la tregua fue violada por las fuerzas de la oposición siria más de 300 veces. Los ataques de los grupos armados dejaron 63 víctimas entre los civiles y 153 militares víctimas mortales de las Fuerzas Armadas sirias. El Estado Mayor ruso también señaló que debido a estas numerosas violaciones de la tregua por parte de los rebeldes, "no tiene sentido" que las fuerzas del Gobierno sirio cumplan el alto el fuego de manera unilateral.