Para Kiguel, la inflación “está desbocada” y la recesión “es mayor a la esperada”

El exsecretario de Finanzas Miguel Kiguel afirmó hoy que la economía argentina está inmersa en “una recesión mayor a la que se esperaba” y consideró que en los actuales niveles de 4% mensual, “la inflación está desbocada”.
“Es imposible que la inflación llegue a un dígito en los próximos cuatro años”, afirmó Kiguel, quien sostuvo que “eso requiere de políticas restrictivas que el Gobierno no está dispuesto a seguir”.
El exfuncionario habló ante empresarios convocados por el Grupo Brasil, que nuclea a las principales compañías de ese país con presencia en la Argentina. Kiguel estimó que “la inflación de junio será alta, del orden del 2,5%”, pronosticó que “este año cerrará en un 42%” y subrayó que para el próximo “no es posible esperar que esté por debajo de 24%”.

“No es inesperada la recesión aunque sí lo fuerte que es: el segundo trimestre fue muy malo”, aseguró el economista, quien remarcó que “hubiera esperado una recesión más chica y una reactivación más fuerte”.


Además, explicó que “con una devaluación de 60% del tipo de cambio, era muy difícil esperar una inflación por debajo de 45%” y añadió que también “una tasa de interés de 40% era esperable”.
Kiguel indicó que “para evitar que la devaluación se vaya a precios o que la inflación se dispare, había que poner una tasa de 40%”. Y si bien afirmó que la actual “es una Argentina diferente donde se puede ingresar y sacar dinero, funciona como una economía de mercado y el clima de negocios es otro”.
Señaló que “lo que domina no es la visión de un país distinto” y remarcó que “la inflación y el tipo de cambio son básicamente las principales preocupaciones” de la economía argentina.
“En los últimos diez años, el promedio mensual de inflación es de 2%. No estamos acostumbrados a vivir con el 6% de abril o con el promedio de 4% que hay desde fines del año pasado”, advirtió Kiguel, quien concluyó que “la inflación está desbocada”.
El economista indicó que “el Gobierno espera una inflación de 17% para el año que viene”, pero indicó que 24% es “lo mejor que se va a poder conseguir” porque “para bajarla más, se requiere una política monetaria más dura, pero que a su vez se traducirá en una recesión más fuerte y más larga”.