https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los traders sufren interpretando a Yellen El Ibex 35 sube un 0,70% a 8.659,5

El discurso de la presidenta de la Fed está proporcionando una oportunidad para que Wall Street juegue a uno de sus juegos favoritos: Interpretar un discurso de Janet Yellen".

En términos de declaraciones crípticas, la presidenta del banco central más poderoso del mundo es la hija y heredera del expresidente Alan Greenspan.

Todavía no alcanza a su maestro Greenspan que ya dijo en su momento: "Sé que ustedes piensan que entienden lo que pensaban que dije, pero no estoy seguro de que comprendan que lo oyeron no es lo que quería decir", pero su presentación en el simposio de Jackson Hole necesitó un considerable esfuerzo.

Los comentarios de Janet Yellen son consistentes con un alza en las tasas de Estados Unidos a finales de año. Para recapitular, la presidenta de la Fed dijo que el escenario para nuevas subidas de tipos se había fortalecido. Rechazó las sugerencias de que la política monetaria había perdido algo de su poder y aconsejó (como antes otros bancos centrales) que la política haga parte del trabajo pesado.

Pero hubo poco que extraer para adivinar cuando podrían subir las tasas de interés en Estados Unidos y por lo tanto los mercados se movieron erráticos, mientras los traders se rascaban la cabeza.

Primero se descontó el tono "hawkish" y una subida de tipos en el corto plazo. Luego que nada era inminente. En otras palabras, el dólar subió y luego cayó. Las acciones recortaron ganancias y luego se recuperaron.

Al cierre de la sesión europea, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 avanza un 0,59 por ciento a 1.353,44. El Euro Stoxx 50 se anota un 0,85 por ciento y el Ibex 35 un 0,70 por ciento a 8.659,5.

El euro dólar retrocede un 0,18 por ciento a 1,1263 y el dólar yen sube un 0,23 por ciento a 100,78.

Lo que parece claro es que el comentario de Yellen que "el escenario para un aumento en la tasa de fondos federales se ha fortalecido" aumenta la probabilidad de un alza en las tasas de corto plazo.

Sin embargo, es probable que la mayoría de los funcionarios vayan a querer ver más pruebas concretas de una recuperación del crecimiento del PIB y un aumento de la inflación hacia el objetivo del 2%, y un movimiento de tasas en diciembre todavía parece el resultado más probable.

En una evaluación bastante optimista de las condiciones económicas actuales, Yellen reconoció la reciente fortaleza del consumo, a pesar de la debilidad del crecimiento del PIB. También destacó que incluso ese ritmo moderado de crecimiento "ha sido suficiente para generar una mejora adicional en el mercado de trabajo". Sin embargo, repitió la advertencia de que la trayectoria futura de la política monetaria dependerá de los datos venideros.

En general, junto con el tono más optimista de los datos recientes, las probabilidades de un alza de tasas en septiembre, probablemente, han aumentado. Aumentan aún más si los datos de empleo en agosto muestran un crecimiento sólido de 180.000 empleos en agosto (los datos se conocerán el próximo viernes). Sin embargo, con la expansión del PIB real de sólo el 1,2% en los últimos 12 meses y la inflación todavía por debajo del objetivo, hay que pensar que la mayoría de los funcionarios de la Fed querrán esperar hasta diciembre, antes de subir las tasas.

Los precios del petróleo llegaron a subir un 2 por ciento el viernes después de informaciones de misiles yemeníes que alcanzaron instalaciones petroleras de Arabia Saudita. Las fuerzas yemeníes han disparado misiles balísticos a las instalaciones pertenecientes a la gigante petrolera estatal Saudi Aramco en el suroeste del reino, de acuerdo con traders citando informaciones de Irán Press TV  Yemen TV.

Sin embargo, las subidas se suavizaron por debajo del punto porcentual después de conocerse que el ataque no afectaría las exportaciones de Arabia Saudita. El Brent avanza un 0,5 por ciento y el WTI un 0,9 por ciento.

El oro extendió sus ganancias a cerca del punto porcentual, rompiendo una racha de cinco días de caídas después de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijera que el escenario para las subidas de tasas de interés de Estados Unidos se había fortalecido, aunque los aumentos deberían ser graduales.

"Después de que salieran los titulares de los comentarios de Yellen, el oro subió de manera impresionante, ayudado por un debilitamiento del dólar," dijo Tai Wong, director de negociación de metales básicos y preciosos de BMO Capital Markets en Nueva York.

El índice del dólar EE.UU. cayó hasta un 0,6 por ciento tras las palabras de Yellen, pero luego recortó las pérdidas. El oro al contado sube un 0,9 por ciento a $1.333,68 la onza, después de haber subido un 1,5 por ciento a $1.341,60. Los futuros del oro para entrega en diciembre avanzan un 0,9 por ciento a $1.335,90.