https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Lo que se dice en las mesas

Muchos interrogantes en las mesas de dinero respecto de lo que puede deparar el ultimo cuatrimestre. La baja de tasas ya no tienta tanto a inversores a vender dólares y apostar a Lebac o más en general a los rendimientos en pesos. Los títulos argentinos subieron tanto de precio, el Bonar 24 casi un 14% en el año, que ya genera cierto escozor comprar a esta altura de la fiesta. Y quedan las acciones, el único rubro en el que se perciben las mejores expectativas de los operadores. Es más, hay quejas de que el alza en los títulos públicos no se ha trasladado plenamente al recinto bursátil, lo que debería suceder en el cierre de 2016 para los más optimistas. "Hay que recordar lo sucedido en la Convertibilidad, cuando los títulos explotaron pero en la Bolsa, el boom se dio recién al año siguiente", graficó un veterano operador, ya con 30 años de experiencia en la plaza. Y otra de las dudas pasa por la actividad económica. El Gobierno sigue coleccionado datos negativos de la actividad y ayer fue el turno de la confianza del consumidor que mide la Di Tella. ¿Hay brotes verdes? En general los operadores tienen un buen termómetro dado que hablan con sus pares de las empresas diariamente, y estos les transmiten la caída o no de las ventas. En este sentido llama la atención que hay "brotes verdes" en empresas de la construcción, lo que ya se había visto en el sector inmobiliario. Debería en algún momento empezar a sentirse el impacto de la baja de las tasas y de la caída de la inflación. La duda no es si la economía se reactivará sino cuándo: ¿en el ultimo trimestre o en el primero de 2017?

Semana de varias reuniones de agentes del Mercado de Valores de Buenos Aires. La cúpula de esa entidad explicó que la valorización del Merval alcanzaba los $3.000 millones y adjudicaban la suba a un mayor volumen y mayores derechos de registros. Algunos agentes incisivos sugerían que en realidad la mayor parte de esa revalorización se debe a una cuestión de expectativas. Aguardan con la creación del B&MA que sus acciones dejen jugosos rendimientos a los tenedores. Dependerá de la suerte que tenga el mercado en general, en definitiva. El gremio de los agentes de Bolsa en paralelo arde -con razón- por la letra chica del blanqueo. Ya fue comentado en esta columna que no podrán participar del "Sinceramiento" cuando los blanqueadores opten por los bonos a 3 y 7 años de plazo. Pero además los dejaron fuera -junto al Banco de Valores- de aquellos blanqueadores con dólares del "colchón". Los "ALyCs", nombre formal de los "Agentes de Liquidación y Compensación" así están con alta temperatura por el sesgo que tuvo el ministro Prat Gay.

En reunión de inversores locales en el restorán de la Bolsa de Comercio se comentaba que había fondos vendiendo activos argentinos para pasarse a Brasil, donde estiman que las medidas del presidente interino Temer empiezan a mostrar un repunte de la economía. Los papeles de Odebrecht, la empresa castigada y con su accionista detenido, pueden ser una jugada ganadora en función del monto de la multa que le asignen por el escándalo de corrupción en el que estuvo involucrada. Sólo para audaces. Localmente hay nueva presión para que se vuelva a permitir el ajuste por inflación de manera tal de no pagar ganancias ficticias. Pero debe tenerse en cuenta que la situación fiscal, complicada de por sí, hace que se archiven medidas de ese tipo. Se deberá esperar a que baje la inflación. Y volviendo con el blanqueo, ayer se conoció que el Banco Industrial cerró un acuerdo con la AFIP siendo la primera entidad privada nacional en hacerlo. El Nación, por ejemplo, había abierto hasta el momento sólo tres cuentas de blanqueadores. Todos aguardan a último momento para presentarse.

El Council of the Americas fue claramente el evento de la semana. Un empresario mediano se preguntaba ayer en el Alvear por qué el Gobierno se enoja de que no hay inversión cuando con el déficit fiscal que se viene sólo se vislumbran más impuestos. "Los políticos no se dan cuenta que las empresas se debaten entre tener todo en blanco o ganar plata", dijo. La noticia de que quieren aumentar el número de diputados les pareció una ironía en medio del ajuste en general de la economía. Un ejecutivo venezolano aportaba el dato de que las ventas de autos nuevos en su país habían caído 99% desde el máximo de noviembre de 2007. En todo Venezuela se vendieron en julio menos de 200 autos, que es lo que suele vender una de las concesionarias grandes de Miami en el mismo lapso. Los políticos, por su parte, tomaban café en el corte y comentaban sobre el "timbrazo" del fin de semana. Muchos convocaron a sus equipos a ayudar con la tarea pero nunca aparecieron. Entre ellos dos ministros que no están pasando por su mejor momento. A uno se le reconoce que le pone el pecho a las balas, al otro en cambio le achacaban que asumió un perfil bajísimo para su cargo, al punto que temían que a lo mejor fue el día del "timbrazo" pero hizo el famoso "ring raje". 

El informe del "oso" viene cargado a pleno de información internacional. Este ejecutivo de banca privada que se esconde detrás de ese seudónimo, adjudica al Gobierno una nota de "5" en gestión económica. Estos son los puntos salientes del mail enviado a sus clientes: 

"1) Los mercados en general están a la espera de lo que diga este fin de semana Yanet Yellen; su mensaje será más de lo mismo aunque quizá nos clarifique que la suba de tasas será una sola en lo que resta de 2016, y en el 2017 veremos; seguiremos en esta burbuja; 2) UBER perdió 1.200 millones en la primera mitad del año pero se ve que a sus inversores no les interesa porque siguen poniendo cash; 3) Venezuela sigue siendo noticia todos los días y ninguna buena, pero a pesar de ello sus bonos siguen firmes y con rumores de que se viene un canje de los vencimientos en 2017 por un bono al 2020 que estaría garantizado por las acciones de Citgo (que son las refinerías que tiene PDVSA en EE.UU.); para aquellos valientes que decidan seguir pasaría mis tenencias a los PDVSA 2024 o 2026, que son los más baratos, aunque mi sugerencia sería vender a fines de octubre y ver qué pasa ya que los últimos dos años la caída de los bonos entre diciembre y enero ha sido importante; 4) en Brasil se acerca el fin de Dilma y todos apuestan a que los bonos y acciones seguirán subiendo a pesar de que los números de la economía siguen siendo muy malos; 5) la Argentina es un capítulo aparte; mi boletín para este Gobierno a 8 meses de arrancar es un 5; creo que muchos ya empiezan a darse cuenta que el festival de este año es irrepetible y la pregunta que se empiezan a hacer es cómo vamos a financiar el déficit...; la respuesta es el éxito del blanqueo y por la lluvia de inversiones que vendrán... veremos en 6 meses que tan exitoso fue el blanqueo; lo que nos sigue salvando son las tasas en el Primer Mundo, pero nada es para siempre".

ambitoweb