Larreta pone en valor el autódromo para atraer la Fórmula 1

La semana pasada se presentó un proyecto en la Legislatura sobre el desarrollo del Autódromo, Oscar Alfredo Gálvez, de la Ciudad de Buenos Aires. Entre los fundamentos que se dieron para la iniciativa se conoció que buscan desarrollar la zona sur, favorecer la integración urbana, crear empleo, entre otras. Sin embargo, detrás de esta iniciativa se encuentra la vuelta de la Formula 1, que como anticipo LPO, es un deseo que tiene Macri desde el inicio de su gobierno.

La reunión informativa sobre esta iniciativa se realizó en conjunto con las Comisiones de Presupuesto y Planeamiento Urbano y los Ministerios de Modernización y Desarrollo Urbano.
En tanto, se informó que el plan es renovar el espacio. Para esto se prevé construir un museo del automóvil, espacios institucionales, gastronomía, concesionarias y talleres especiales.
El Plan Integral tiene como objetivo reposicionar al Autódromo como escenario principal del automovilismo y motociclismo nacional, convirtiéndolo en sede de eventos primer nivel mundial mediante su recuperación edilicia y de infraestructura. También instarlo como establecimiento de formación, capacitación, prueba y experimentación relacionados con el automovilismo, la educación y seguridad vial, tendientes a la prevención y atenuación de los accidentes viales.
Por otro lado, crear un desarrollo comerciales instalando locales, empresas e industrias relacionadas con el deporte en cuestión e impulsar el desarrollo del turismo. Por último, promover la práctica del deporte competitivo motor mediante la realización de competencias zonales, nacionales e internacionales. 
Las explicaciones que dio Ezequiel Rebruj, director general de Gestión de inversiones omitieron el punto escondido del desarrollo del Autodrómo es la vuelta de la Formula 1, uno de los acontecimientos deportivos de mayor facturación de todo el mundo.
Además, el funcionario ejemplificó con tres autódromos en los cuales hay integración y tienen actividades complementarias donde hay una participación del sector privado: el moderno Sochi, en Rusia; el tradicional Interlagos, en Brasil y el reacondicionado Hermanos Rodríguez de Méjico. No es coincidencia que en todos los autodrómos mencionados se lleve a cabo la F1.
Como anticipó LPO, Macri quiere traer la carrera de máxima categoría del automovilismo, tal como lo hizo Menem en 1995.
Este deseo del Presidente data desde sus inicios como jefe de Gobierno. De hecho, se concretó un anteproyecto conjunto entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad para que este mismo año se lleve a cabo la competencia.
El plan entonces era invertir 15 millones de dolares para remodelar el Autódromo y abonar un canon anual de 30 millones de dólares solo por el derecho de tener la carrera en territorio argentino.
Sin embargo, los esfuerzos de Cristina como de Mauricio no coincidan con los de Bernie Ecclestone que maneja hace años la Fórmula 1. El ingles solicitaba que la inversión sea de unos 30 o 35 millones de dólares por carrera que se adicionarían a los gastos para reparar el pobre estado del predio. La falta de aportes privados y la política desfavorable diluyeron toda posibilidad que el sueño de los funcionarios se concrete.
Contrariamente a lo ocurrido años atrás, tras la victoria de Macri, Ecclestone aseguró “El Campeonato está interesado en la realización de la carrera en la Argentina, ya que para el año próximo Brasil puede caerse del calendario debido a los problemas en ese país. Nosotros podemos realizar con facilidad la carrera en la Argentina, pero no nos gusta el lugar que nos proponen para el Gran Premio. Necesitamos una imagen, necesitamos la carrera en la Ciudad de Buenos Aires. Sólo así ambas partes pueden lograr un acuerdo”.
Las declaraciones del magnate ingles, parecen haber prendido, nuevamente, la ilusión del Presidente Macri y ahora en conjunto con el Gobierno de Larreta, preparan un proyecto que facilite la vuelta de F1.
El propio presidente Enrique Peña Nieto apostó a la F1 para levantar la imagen de México en el mundo, al mismo tiempo en el que calculaba ingresos por 2 mil millones de dólares en 5 años.
En el Gobierno argentino estiman que los dividendos podrían ser similares, aunque admitieron a LPO que deberán reformar el abandonando Autódromo de Buenos Aires. El plan ahora, es que Horacio Rodríguez Larreta, se haga cargo de la inversión de al menos 40 millones de dólares para recuperar el Oscar Alfredo Gálvez del sur de la Ciudad.