La AFIP mandará cartas de inducción a los contribuyentes para "invitarlos" a sumarse al blanqueo

El área de Fiscalización de la AFIP está terminando de redactar la carta de inducción que será enviada a miles de contribuyentes para "invitarlos" a adherirse al blanqueo, con acciones que irán in crescendo a medida que se acerque la fecha límite.
"Lo de las cartas de inducción es algo que no es sólo histórico, sino que es hasta prehistórico, pero también vamos a utilizar otro tipo de herramientas, como el cruce de información con países donde tenemos convenios bilaterales. Vamos a decirles a los contribuyentes que blanqueen, porque desde enero vamos a recibir información directa de todo lo que tienen en los distintos países", alertan.
En la AFIP están más que satisfechos con la tarea de inducción que ya están haciendo los distintos actores que participan, como los bancos de inversión europeos y norteamericanos, exigiendo a sus clientes argentinos que se adhieran al blanqueo o los amenazan con cerrarles las cuentas.

Además ya están en conversaciones con inmobiliarias de Miami y buscando base de datos de inmuebles en Uruguay para saber con certeza el valor de las propiedades, de modo que los contribuyentes no declaren montos menores a los reales o, si lo hacen, estén en condiciones de corregirles el precio hacia arriba.
"Hoy en Miami hay bases de datos que si, por ejemplo, querés comprás un departamento de Bal Harbour, te dicen cuánto vale el metro cuadrado en cada cuadra, está todo tabulado. Si vos querés comprarte un departamento de tres ambientes de 120 metros hasta podés conocer a cuánto se vendió el último", advierten en la AFIP, listos para cruzar información de todo tipo.
Por lo pronto, ya recibieron requerimiento de AFIP varios que figuran en los Panamá Papers,por ser dueños o directores de empresas constituidas en ese país, para que indiquen todos los bienes que tenía la sociedad adentro. Más de un contribuyente no tenía constancia de estas sociedades que, por típica desprolijidad empresaria, habían quedado colgadas y nunca fueron siquiera utilizadas.
El 44% de quienes entrarán en el blanqueo lo harán por temor al creciente entrecruzamientode la información y un 43% para poder justificar el patrimonio, según una encuesta de D'’Alessio IROL junto a la consultora Berensztein, con opciones de múltiples respuestas.
Otra causa, menos mencionada es el interés en demostrar confianza en el Gobierno (no se expropiarán los fondos). Se considera menos relevante el mayor rendimiento de estos fondos en el país.
Los votantes de Cambiemos también consideran que el nuevo contexto político brinda mayor seguridad para que no se expropie el dinero y poder usarlo, señala El Cronista.