Giro del Banco Central: cambiará la tasa de referencia y licitará Lebac una vez por mes

La entidad sumará nuevos instrumentos para absorber e inyectar pesos del mercado. Como otros bancos centrales del mundo, comunicará el nivel de los intereses cada 30 días.
Será un cambio drástico para un sistema entero acostumbrado a prestar atención y acomodarse cada martes al veredicto que surge de la licitación de Lebac. El Banco Central planea anunciar en septiembre un "giro copernicano" en el manejo de la política monetaria, que buscará moverse con más comodidad frente al nuevo esquema de metas de inflación. Según pudo confirmar este diario, la institución dejará de realizar cada semana una licitación de Letras de deuda, como las que realiza actualmente entre bancos, fondos y particulares, y suele acaparar las miradas de todo el mercado. Además, cambiará la tasa de referencia que utiliza para definir su política monetaria, sumará nuevos instrumentos para absorber e inyectar pesos del mercado; y comunicará el nivel de la tasa sólo una vez por mes, en lugar de cada semana, al igual que lo hacen otros bancos centrales en el mundo.
La clave estará, en primer lugar, en trasmitir al mercado que la nueva tasa de interés dejará de ser la que rige para las Lebac a 35 días, como es hoy, y que será a menor plazo. La candidata a sucederla será el rendimiento de los pases a un día (activa), que son líneas que el Central otorga a los bancos en momentos de falta de liquidez, y que actualmente se ubican en el 26% anual. En muchos países, la tasa de política está definida de esta manera, o se ubica en un nivel intermedio entre la activa (de los préstamos que toman las entidades financieras) y la pasiva (de los depósitos). Actualmente, entre ambas hay una brecha de alrededor de nueve puntos porcentuales.
A su vez, para retirar o sacar pesos de la economía, el Banco Central sumará otras alternativas: en principio, abandonará las licitaciones semanales y empezará a realizar intervenciones más frecuentes en el mercado secundario de Lebac (como ya lo hace actualmente); continuará con las operaciones de pases activos y pasivos; e incorporará compras y ventas de títulos públicos al sector privado (las llamadas "operaciones de mercado abierto").
La intención de Federico Sturzenegger es, además, empezar a anunciar la tasa de política a través de un comunicado que difundirá inicialmente sólo una vez por mes, de la misma manera que ya lo hacen otros bancos centrales. Las novedades serán anunciadas el mes próximo por las propias autoridades del Central, cuando presenten el relanzamiento del esquema de "inflation targeting". Los objetivos, a pesar de los contratiempos, se mantendrán en los mismos niveles que fueron fijados a principio de año: una banda de entre el 12% y el 17% para 2017, y de entre el 8% y el 12% para 2018. Desde el BCRA reconocen que cumplir con estas metas es todo el desafío. Pero que los últimos indicadores ya señalan una desaceleración que confirma que los precios ya están bajo control. 
Fuente: Ambito