Este nuevo aire acondicionado genera electricidad mientras trabaja

El planeta se está calentando a tal grado que dentro de algunas décadas será imposible vivir en ciudades de clima templado y fresco, como la Ciudad de México o Bogotá, sin algún tipo de aire acondicionado. Pero mientras llega ese día, la mayoría de los habitantes de América, ya sea porque vivimos en las vastas regiones desérticas o tropicales del continente (incluyendo las de Estados Unidos, como Texas, California o Florida), necesitamos aire acondicionado para sobrellevar los días calurosos de verano.
En los lugares más hostiles, como los desiertos del norte de México o de Chile, tener un buen aire acondicionado es esencial para sobrevivir la temporada de calor. Lamentablemente, esto puede significar un golpe duro al bolsillo, pues aunque muchos gobiernos subsidian los costos de energía en estas temporadas los recibos llegan con cantidades estratosféricas que acaban con la idea de irse de vacaciones de muchas familias.
Es una decisión difícil de tomar: 3 meses de clima agradable en casa o 2 semanas de playa con la familia y 70 días de despertar a medianoche a beber 2 litros de agua para luchar contra la deshidratación continua. Por si fuera poco, encender el aire acondicionado no sólo es un hacha al bolsillo, sino también al medio ambiente, lo que contribuye al calentamiento global, que traerá a su vez veranos más largos y más calientes, en los que tendremos que usar más el aire acondicionado (y así sucesivamente).
Era de esperar que tarde o temprano apareciera alguna compañía a presentar una solución al problema. Que se trate de una startup de Florida es predecible, pero también una buena noticia, pues tanto ahí como en gran parte de América Latina el aire acondicionado es más una necesidad que un lujo. Be Power Tech comenzará pruebas de campo en unidades comerciales en 2017, con miras a tener el producto en el mercado para el 2018. El sistema de aire acondicionado, llamado BeCool, es una unidad de techo pensada para reemplazar los sistemas estándares de 10 toneladas, pero a diferencia de los modelos actuales genera electricidad y funciona con gas natural.

El BeCool utiliza una nueva tecnología de evaporación, también llamada “aire lavado” desarrollada por el Laboratorio Nacional de Energías Renovables de Estados Unidos (NREL), y sólo Be Power Tech cuenta con la licencia para utilizarlo. Si bien esta tecnología no es del todo nueva, hasta hace poco era inutilizable en climas húmedos, pues el sistema enfriaba aire seco y caliente al pasarlo por agua que al evaporarse reducía la temperatura del aire. Pero la tecnología del BeCool utiliza un desecante para succionar el agua del aire antes de enfriarlo, lo que permite reducir la temperatura del aire en zonas húmedas tropicales.
Para funcionar de manera correcta, el sistema necesita una forma de extraer el agua del desecante para poder utilizarse de manera continua y quitar la humedad del aire. Para esto, el BeCool cuenta con una celda de combustible de gas natural. El calor que produce la celda evapora el agua que queda atrapada en el desecante, que se almacena en un tanque hasta que se necesita de nuevo.
La celda de gas natural transforman el gas en electricidad, a través de un proceso electroquímico en el que se le quitan los electrones al gas y se convierte en una mezcla de vapor de agua y dióxido de carbono. El combustible que no es convertido en energía eléctrica se disipa como calor. Mientras que las celdas de gas natural que son utilizadas para generar electricidad suelen disipar este calor al medio ambiente, la de BeCool lo utiliza para extraer el agua del desecante, mientras que la electricidad resultante del proceso se alimenta al edificio para utilizarse de manera directa. Aún si este aire lavado no funcionara tan bien en climas húmedos, su aplicación para climas desérticos como generador eléctrico sería suficiente para que valiera la pena.
Según Be Power Tech, que el BeCool funcione de esta manera garantiza un uso de más de 80% de la energía química del gas, ya sea para enfriar o generar electricidad, lo que vuelve al sistema de refrigeración uno muy eficiente y también noble con el medio ambiente. Según sus inversionistas, instalar un BeCool equivale a quitar cinco coches de la carretera, reduciendo emisiones al alimentarse de gas natural y producir energía limpia. Ahora sólo falta esperar que las pruebas sean exitosas y salga a la venta.
qore