Los desafíos de la competitividad y los escenarios mundiales, ejes de la segunda jornada del Congreso de Agronegocios

Especialistas privados y funcionarios gubernamentales expusieron sobre dos temáticas vitales para el sector agropecuario

En la segunda jornada del 5° Congreso de Agronegocios, estuvo presente el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, junto al Presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, en el Auditorio Principal del predio de Palermo.

En la apertura, Etchevehere agradeció la participación de Cabrera y dijo que la agroindustria está viviendo un “momento de reactivación”, y agregó: “En iguales condiciones de competitividad, nuestros productos volverán a la mayor cantidad de mercados posibles”.

Cabrera indicó que la vuelta al mercado internacional llevará tiempo “porque lo definimos como una integración inteligente” y remarcó el eje de trabajo de su cartera: “Todo nuestro plan económico tiene que ver con la generación de empleo de calidad y el vector más importante para lograrlo son las inversiones”, expresó.

El ministro explicó que junto a su equipo trabajan en un relevamiento de inversiones latentes, - aquellas que habían sido analizadas en detalle por la gerencia de las empresas y por alguna razón no se llevaron a cabo-. El ministro calculó que este tipo de inversión está entre los 20 y 25 millones de dólares y las calificó como “muy virtuosas”, también anunció que se está creando una estructura para ellas.

“El desafío es el aumento de la tasa de actividad”, subrayó Cabrera y contó que en los próximos meses se dará a conocer el Plan Productivo Nacional, que incluye un plan de infraestructura, energético y de competitividad que se trabajará de manera transversal. “Hay que tocar temas como el financiamiento. Hoy no existe financiamiento en Argentina y tenemos que tener una política para ello en el sector productivo”, así como una política de mejora energética. Además auguró un futuro positivo: “Estamos involucrados en abrir nuevos mercados para el agro y tenemos una perspectiva razonablemente buena”.

Escenario mundial

Posteriormente se habló sobre el escenario mundial. Norberto Pontiroli, coordinador de Asuntos Estratégicos de la jefatura de gabinete de ministros, afirmó que Argentina tiene una enorme oportunidad en seguridad alimentaria y agregó: “El Mercosur necesita ser revitalizado con las nuevas realidades. Buscamos relaciones maduras e inteligentes con la mayor cantidad de países posible. Somos una región de dimensión bioceánica y planteamos la necesidad de convergencia con la Alianza del Pacífico”.

Luego, Gustavo Cañonero, en representación de Partner y del grupo SBS, recalcó que el país “tiene todo por delante para desarrollar y aprovechar el financiamiento barato”. Además explicó que hoy la economía mundial “no tiene fuerte tracción, corre riesgos pero ese riesgo no es sistémico. El financiamiento que necesitamos para Argentina va a estar disponible y hay que aprovecharlo. El año que viene se verán signos de recuperación fuerte”, sentenció.

Andrés Cisneros, ex vice canciller de la Nación fue categórico: “La realidad interna de un país determina el éxito de su inserción externa” y para ello deben existir “coincidencias con un proyecto nacional y engancharlo en la corriente más dinámica del mundo”.

Para él las tres ventajas estratégicas de Argentina se concentran en los alimentos, la energía y el agua dulce. Cisneros aseguró que “si no hay políticas de estado y acuerdos de largo plazo, las inversiones no llegarán nunca”, y para él es fundamental “apuntar a los mercados asiáticos; que el país se asuma como miembro de una cultura occidental y que exista fortaleza de políticas de estado internas porque de allí surge la energía de los países que triunfan en el mundo”.