Dell y HP toman caminos diferentes para navegar un mercado turbulento

Los mercados de tecnología para empresas están tan agitados y el futuro del negocio está tan poco claro, que dos de los principales participantes de ese sector están siguiendo estrategias opuestas.
En la mayor adquisición en la historia del sector tecnológico, Dell Inc., el fabricante de computadoras de Round Rock, Texas, se está fusionando con el líder de almacenamiento de datos EMC Corp. La semana pasada, el acuerdo dio un paso más, al ser aprobado por los accionistas de EMC.
Por otro lado, Hewlett-Packard, el ícono de Silicon Valley, se dividió en noviembre en dos compañías: HP Inc., una proveedora de computadoras personales e impresoras, y Hewlett Packard Enterprise, concentrada en la venta de servidores, almacenamiento y equipos de redes.
Dell y EMC apuestan a que un portafolio más amplio de productos hará de la nueva empresa combinada un proveedor único para las grandes compañías. Hewlett Packard, por su parte, dice que la división en dos del gigante tecnológico permitirá que cada empresa resultante maniobre de forma independiente y pueda concentrarse en la innovación.
Ambas estrategias son una respuesta a un mercado que registra un persistente declive. Según Internacional Data Corp., los despachos de computadoras personales cayeron 9,8% en 2013 y 10,4% en 2015 y se espera que caigan otro 7,3% este año, con ventas de US$161.000 millones. Las ventas de impresoras convencionales están estancadas desde hace un par de años.
Al mismo tiempo, el mercado de US$64.000 millones de hardware para servidores, almacenamiento y redes ha estado cayendo desde 2014 y se espera que se contraiga 1,3% anualmente durante los próximos cuatro años.
Un aspecto positivo es el pequeño pero creciente mercado de hardware para centros de datos adaptados a la computación en nube, que agrupa y asigna de manera dinámica las operaciones de computación y almacenamiento de datos.
El mercado para este tipo de hardware —una alternativa al uso de servicios de computación en la nube para las empresas que quieren mantener sus propios equipos— crecerá 10,2% al año hasta 2020, a US$20.300 millones, según IDC. La firma de investigación también espera que el mercado para impresoras 3D, de US$26.700 millones, crezca a una tasa anual compuesta de 27% hasta 2019.
Hewlett-Packard Co. se dividió en noviembre en dos compañías.ENLARGE
Hewlett-Packard Co. se dividió en noviembre en dos compañías. PHOTO: REUTERS
Dell y EMC están apostando a que la nueva empresa combinada pueda vender más equipos relacionados con la nube.
“Cuando se juntan Dell y EMC en ese espacio muy importante en crecimiento, se obtiene una posición increíblemente fuerte”, dijo a The Wall Street Journal en octubre el fundador y presidente ejecutivo de Dell, Michael Dell.
La presidenta ejecutiva de HP Enterprise, Meg Whitman, experimentó los riesgos de esa posición cuando dirigió una H-P consolidada desde finales de 2011 hasta la fecha de su división.
Como empresas independientes, dijo Whitman, cada mitad puede defender mejor su posición en el primer lugar del ranking de servidores e impresoras, compilado por IDC.
“Es difícil ser rápido cuando se es grande y se está en muchos negocios diferentes”, dijo Whitman en una entrevista.
La combinación de Dell y EMC es una oportunidad para aprovechar las ventajas complementarias de ambas compañías en ventas. Dell, que de acuerdo con IDC ocupa el tercer lugar mundial en ventas de computadoras personales, apuntó tradicionalmente a pequeñas y medianas empresas. EMC, la primera en ventas de almacenamiento según IDC, ha incursionado en grandes empresas. Juntas, pueden presumiblemente vender mucho más productos Dell a los clientes de EMC, según los analistas.
Al volverse más grande, Dell puede negociar mejores condiciones y precios de sus proveedores, según los expertos. En los mercados de servidores, redes y almacenamiento, los productos de marca que ofrecen funciones especiales están siendo desplazados por equipos genéricos más baratos, dijo Abhey Lamba, director gerente de Mizuho Securities USA Inc. “En un mercado de commodities, la escala es importante”, dijo.
Para H-P, en cambio, la escala no fue tan útil, dijo Whitman, aun cuando la firma era el principal fabricante de servidores y el segundo mayor proveedor mundial de almacenamiento y redes.
La apuesta de Dell a la escala tiene sus riesgos. Las grandes adquisiciones de empresas de tecnología tienen una historia turbulenta, desde la compra de Nokia por parte deMicrosoft hasta la unión de H-P con Autonomy, y esas fueron pequeñas en comparación. Con esta operación, Dell asumirá hasta unos US$49.500 millones en deuda, y el pago de los intereses podría afectar los presupuestos de investigación y desarrollo que son cruciales para mantenerse al día con los rápidos cambios tecnológicos. El año pasado, EMC gastó en I + D unos US$3.200 millones, alrededor de 13% de sus ingresos, más que la mayoría de las empresas de tecnología. Dell y EMC dijeron que tienen la intención de preservar los presupuestos de I + D.
El presidente ejecutivo de HP Inc., Dion Weisler, dijo que la escisión de H-P ha significado un reenfoque crucial. La empresa se ha beneficiado al quedarse con un número de directivos que sólo piensan en computadoras personales e impresoras, dijo.
“Dentro de una organización mucho más grande [antes de la división] nunca obtuvimos el 100% de la atención a este negocio”, dijo en una entrevista.
Desde la escisión, HP Inc. ha ingresado al nuevo mercado de la impresión 3D con Jet Fusion, un producto para la industria manufacturera. En junio, adquirió una compañía alemana de escaneo en 3D para mejorar sus sistemas que traducen objetos del mundo real en modelos digitales de tres dimensiones que pueden manipularse e imprimirse.
HP Enterprise también ha podido avanzar más rápido desde que se convirtió en una empresa independiente, dijo Whitman. En apenas seis meses, por ejemplo, desarrolló un nuevo sistema informático de centro de datos, desde el concepto hasta la entrega.
Los beneficios relativos de la consolidación o la fragmentación pueden atribuirse simplemente a diferentes culturas corporativas. Dell es conocida por operar de arriba hacia abajo, marchando al ritmo de su fundador y homónimo. H-P estuvo siempre orientada al trabajo en equipo y la colaboración, dice Patrick Moorhead, analista principal de Moor Insights & Strategy.

wsj en español