https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El mozo de Néstor Kirchner, la cocaína y una operación K



El mozo personal de ex presidente Néstor Kirchner, Marcelo Duarte, fue detenido con 53.5 kilogramos de cocaína y su detención fue utilizada por Horacio Verbitsky para tratar de dañar la imagen del más acérrimo opositor del gobierno nacional: Jesús Cariglino.
Marcelo Duarte pasó de mozo personal del ex presidente Néstor Kirchner a concejal de Malvinas Argentinas en la lista del kirchnerista Luís Valota y por lo que se ha visto, jamás tuvo cabida en las filas cariglinista por su falta total de idoneidad, demostrada al desempeñar el cargo de Concejal que detentó por su “paracaidístico” encumbramiento.
Hoy los titulares hablan de “el concejal del Intendente Jesús Cariglino”, aunque algunos medios aclaran en la bajada su parentesco político con el ex presidente fallecido, además no debemos soslayar que se informa de 50 kilos de cocaína secuestrados cuando en realidad fueron 53.5, no vaya a ser que desaparezcan 3.5 kilos de esa droga y vayan a parar a la nariz de algún amigo de Verbitsky.
Pareciera que la lucha contra el narcotráfico en época de campaña política está directamente apuntada a enlodar a los adversarios políticos del gobierno, como por ejemplo el gobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti, el gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota, el Intendente de Tigre Sergio Massa o el Intendente de Malvinas Argentinas Jesús Cariglino; haciendo de ésta práctica una suerte de guillotina política de los adversarios, que por repetida la operatoria se ha convertido en un boomerang para los adláteres de Cristina Kirchner.
Queda claro que el mozo de Néstor Kirchner es un traidor a la causa política del kirchnerismo y un delincuente según lo muestra el operativo de Prefectura Naval, pero también se debe destacar que los grandes jefes del narcotráfico en Argentina viven en el Barrio de Puerto Madero medianera por medio de los grandes popes de la política nacional, sin que esa fuerza de seguridad tenga la posibilidad de investigarlos a pesar de ser la única encargada de custodiar esa zona.
Claudio Izaguirre/http:periodicotribuna.com.ar