https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las declaraciones de Bernanke dejan Wall Street sin tendencia

Los índices de la Bolsa de Nueva York se despiertan sin rumbo tras las declaraciones de Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal estadounidense (FED), en el seno de la reunión del G-20, donde ha reconocido que los flujos de capital representan un desafío para la estabilidad financiera internacional.

all Street registra una apertura mixta. El Dow Jones es el selectivo mejor posicionado, ya que gana un 0,14% hasta los 12.335 puntos. Le sigue el Nasdaq, que alcanza los 2.832 puntos tras avanzar un 0,01%. Por su parte, el S&P 500 pierde un 0,04%, lo que le deja con 1.340 puntos.

Ante la falta de referencias macro de la jornada, los inversores de la Bolsa de Nueva York se han mantenido atentos a las declaraciones del presidente de la FED, Ben Bernanke, antes del inicio de la reunión de los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del G-20 en París. Bernanke ha defendido la política de la FED, que destinó 600.000 millones de dólares para su programa de compra de bonos, muy criticada por China y por otros organismos internacionales, que apuntan a ese plan como el causante de la inestabilidad internacional.

Sin embargo, Bernanke ha señalado que es el país asiático el que, con su decisión de mantener su moneda artificialmente baja y trabar su fortalecimiento, ha contribuido a crear un patrón de gasto global desequilibrado e insostenible.

Bernanke también ha apuntado que las economías emergentes son las primeras interesadas en la recuperación de los países más avanzados, donde las políticas monetarias que se promulgan se llevan a cabo para estimular el sistema financiero.

Así, la inseguridad es la tónica de la apertura, muy marcada también por la última decisión del Banco Popular de China, que ha elevado de nuevo el coeficiente de caja exigido a los bancos. De esta forma, y con el fin de contener la rápida expansión del crédito en la economía del país, a partir del 24 de febrero la cifra requerida será medio punto porcentual más elevada. Esta subida es la octava del ratio desde 2009 y la segunda en lo que va de año.

En el ámbito empresarial, la atención de los inversores se centra en Campbell Soup y Progress Energy. La multinacional de alimentación Campbell Soup ha presentado sus cuentas del segundo trimestre, en el que ha conseguido un beneficio de 239 millones de dólares, o 7 centavos por acción, frente a los 259 que obtuvo en el mismo periodo del año anterior. Las ventas también cayeron un 1% hasta los 2.130 millones, lo que ha provocado el desplome de sus títulos en bolsa. Tras el toque de campana, las acciones de Campbell Soup perdían un 6,04% hasta los 32,83 dólares.

Progress Energy, por su parte, ha presentado sus resultados del cuarto trimestre. Las ganancias de la compañía cayeron hasta 125 millones de dólares, o 42 centavos por acción, desde los 154 millones que se registraron en los mismos meses del año anterior. Aunque los expertos esperaban un beneficio por acción de 44 centavos, los inversores han confiado en los títulos de la empresa, que subían un 0,13% hasta los 45,98 dólares.

el boletin