https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Gasto consumidor, comercio impulsa economía EEUU 4to trim

La economía de Estados Unidos cobró impulso en el cuarto trimestre para retomar sus máximos previos a la recesión con un gran aumento en el gasto del consumidor y sólidas exportaciones, quitando dudas sobre la sustentabilidad de la recuperación.
La economía creció a una tasa anual de un 3,2 por ciento en los últimos tres meses del 2010, tras expandirse a un ritmo de un 2,6 por ciento en el tercer trimestre, dijo el Departamento de Comercio el viernes.Podría haber crecido un 7,1 por ciento si es que las empresas no hubieran frenado el alza de los inventarios, aunque los economistas dijeron que el alza en la demanda interna y externa sería efímera.Las compras de los consumidores y empresas estadounidenses subieron a una tasa más moderada de un 3,4 por ciento, un ritmo improbable para terminar con los esfuerzos de la Reserva Federal para apoyar el crecimiento."La conclusión es que la economía parece ser autosustentable", dijo Fred Dickson, estratega de mercado jefe de The Davidson Cos en Lake Oswego, Oregon.Las acciones de Estados Unidos caían, mientras que los precios de la deuda del Gobierno estadounidense subían y el dólar ganaba terreno ante el euro.

Los economistas esperaban que el PIB subiera a una tasa de un 3,5 por ciento en el cuarto trimestre, pero la composición del crecimiento le dio al reporte un tenor robusto.

Para todo el 2010, la economía creció un 2,9 por ciento, el mayor avance desde el 2005. La economía se contrajo un 2,6 por ciento en el 2009.

El gasto del consumidor, que equivale a más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, creció a una tasa de un 4,4 por ciento en los últimos tres meses del año pasado, el mayor ritmo desde el primer trimestre del 2006. Sumó 3,04 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, su mayor contribución en más de 4 años.Los consumidores están tomando nota del mejor panorama económico. El índice de confianza del consumidor de Thomson Reuters/Universidad de Michigan subió a 74,2 desde 72,7 a comienzos de este mes, mostró un informe separado.Un apoyo al crecimiento durante el cuatro trimestre vino también por un alza en las exportaciones, lo que llevó a una disminución del déficit comercial. El comercio agregó 3,44 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, la primera contribución del sector en un año y la mayor desde 1980.Los líderes mundiales han contado con más fuertes exportaciones estadounidenses para ayudar a equilibrar la economía global. Pero los economistas expresaron que es improbable que perdure la brusca contracción de la brecha comercial.La contribución del comercio ayudó a contrarrestar la carga que representaron los inventarios empresariales, que se incrementaron en apenas 7.200 millones de dólares tras un alza de 121.400 millones de dólares en el tercer trimestre.Los inventarios, que han sido el principal impulsor del crecimiento desde que comenzó la recuperación en el segundo semestre del 2009, restó al crecimiento del PIB por primera vez desde el segundo trimestre del 2009.

"Cuando tienes este nivel de ventas sin un aumento de los inventarios, hay más cabida para un aumento en la producción", mencionó Richard DeKaser, economista de The Parthenon Group en Boston.

EMPLEO SIGUE LENTO

Pese al avance del crecimiento de la economía, el progreso en reducir el desempleo ha sido dolorosamente lento, y el reporte es de poco alivio para millones de estadounidenses desempleados o como para que el banco central de Estados Unidos baje la guardia en sus medidas para crear empleos.El miércoles, funcionarios de la Fed expresaron preocupaciones de que el ritmo de la recuperación no era lo bastante fuerte como para reducir significativamente el desempleo y reiteraron su compromiso de mantener su programa de compra de bonos del Tesoro por 600.000 millones de dólares.La tasa de desempleo se ha mantenido por encima del 9 por ciento desde mayo del 2009. Con un potencial de crecimiento económico entre un 2,5 y 2,7 por ciento, los analistas señalan que se necesita una tasa de expansión de al menos un 3 por ciento en varios trimestres para lidiar con los nuevos entrantes al mercado laboral y los desempleados.

La tasa de desempleo cayó a un 9,4 por ciento en diciembre desde un 9,8 por ciento en noviembre.El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, dijo el viernes que la confianza estaba creciendo de que la economía se dirigía hacia una expansión sustentable, pero la disminución del desempleo aún sería dramáticamente moderada.
Aunque las empresas han estado reacias a contratar, han utilizado sus amplias reservas de efectivo para comprar nuevos equipos y mejorar su tecnología.La inversión en construcción de casas y estructuras no residenciales fueron sorpresas adicionadas al crecimiento en el cuatro trimestre. La construcción de casas aumentó a un ritmo de un 3,4 por ciento, mientras que las estructuras se expandieron a un 0,8 por ciento, la primera alza desde el segundo trimestre del 2008.El gasto de Gobierno se contrajo, y la mayor parte de la reducción vino de parte de los gobiernos locales y estatales.
El reporte del PIB mostró un aumento del índice de precios de gastos de consumo personal, lo que refleja una reciente alza en los precios de alimentos y gasolina. El índice total de precios PCE subió a una tasa del 1,8 por ciento, tras un aumento a un ritmo de un 0,8 por ciento en el tercer trimestre.Pero el índice de precios subyacente del PCE, que excluye los costos de energía y alimentos, avanzó en un mínimo récord de un 0,4 por ciento, tras aumentar un 0,5 por ciento en el trimestre anterior, lo que realza las preocupaciones de la Fed sobre una baja inflación subyacente.

reuters