EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las acciones de Ford compiten antes de los resultados de Tesla, ¿hora de comprar?

 Ford (NYSE:F) finalmente está ganando el respaldo de Wall Street para su plan de restructuración tras muchos años de errores y fracasos. Lo que es diferente esta vez son las claras indicaciones de la compañía sobre sus ambiciones en el mercado de vehículos eléctricos por parte de su nuevo director ejecutivo, Jim Farley.

Altos cargos de la Ford dijeron a los inversores el miércoles que esperan que el 40% de las ventas globales de Ford sean íntegramente de vehículos eléctricos para 2030. Ese cambio ayudará a impulsar los ingresos en dos tercios, hasta 45.000 millones de dólares, ayudados por el aumento de las ventas de vehículos y servicios a clientes comerciales.

Para lograr ese objetivo, Ford aumentará el gasto en desarrollo de vehículos eléctricos hasta 30.000 millones de dólares para 2025, aproximadamente un tercio más de lo que preveía a principios de este año. El aumento del gasto acelerará la reorientación del fabricante de automóviles con sede en Detroit para fabricar eventualmente sus propias baterías, incluso en dos fábricas estadounidenses de baterías, con la SK Innovation (KS:096770) Co de Corea.

La estrategia reúne tres prioridades principales que Farley ha enfatizado desde que asumiera el cargo en octubre: vehículos eléctricos, servicios digitales y aprovechar la influencia de Ford con clientes comerciales, como contratistas, compañías de servicios públicos y flotas gubernamentales.

A los inversores les encanta la nueva dirección que está tomando Ford, impulsando las acciones de la compañía un 20% durante los últimos cinco días. Las acciones de Ford, que cerraron el jueves en 14,88 dólares, han subido un 70% este año, periodo en el que las acciones de Tesla (NASDAQ:TSLA) se desplomaron un 11%.

Ford Weekly Chart.
Ford Weekly Chart.

Un año tumultuoso

Este impulso de las acciones de Ford se produce tras un año tumultuoso, desencadenado por la pandemia del COVID-19 que obligó al fabricante de automóviles a dejar de repartir su dividendo. La compañía también perdió su calificación crediticia de grado de inversión y se separó del jefe Jim Hackett el año pasado. La escasez de chips en todo el sector ha amenazado el 50% de su producción prevista para este trimestre.

Pero las ambiciones de Ford en el ámbito de los vehículos eléctricos han redirigido la atención de los inversores de cara al futuro. Ese plan incluye una versión eléctrica del Explorer, su vehículo deportivo-utilitario más vendido, el Lincoln Aviator y una serie de otros vehículos que no identificó por su nombre. La lista incluía la descripción "fuerte todoterreno", lo que sugiere que el nuevo Bronco podría llevar batería en el futuro.

"Ésta es nuestra mayor oportunidad de crecimiento y creación de valor desde que Henry Ford comenzara a desarrollar el Model T, y la estamos aprovechando con todo nuestro empeño", dijo Farley a analistas e inversores en su presentación durante el Día del Inversor de la compañía el miércoles.

Joseph Spak, analista de RBC, elevó la calificación de las acciones indicando que superarían la actuación del sector en general, diciendo que el nuevo plan podría alejar a los inversores de los márgenes. RBC elevó su objetivo de precio para las acciones en 4 dólares por acción hasta 17 dólares.

Según su nota:

"En resumen, nos sentimos mucho más satisfechos con esta estrategia más cohesionada, ya que Ford se está centrando en sus fortalezas. Ford aún tiene mucho por implementar, pero la oportunidad al alza nos parece más clara ahora".

"Creemos que Ford ha trazado un plan fiable para aumentar la rentabilidad de 2025 a través de Ford Pro y la oportunidad de servicios conectados de Ford. Esto debería aumentar la oportunidad de un aumento de las ganancias (incluso aunque está equilibrada por el riesgo de ejecución y algún impacto probable en el margen por el aumento de la oferta de vehículos eléctricos impulsados por batería)".

Además de las mejoras de los analistas, Ford logró una victoria de relaciones públicas la semana pasada cuando el presidente estadounidense Joseph Biden, durante su visita a la planta de la compañía en Michigan, se puso al volante de la nueva camioneta eléctrica F150 Lightning. El precio de salida más bajo de lo esperado del Lightning de alrededor de 40.000 dólares lo hace bastante atractivo en un momento en que se espera que varias startups de camiones eléctricos se incorporen al mercado. El modelo ya ha recibido 70.000 reservas de clientes.

En conclusión

El nuevo director ejecutivo de Ford va a presentar un elaborado plan para hacer el segundo mayor fabricante de automóviles estadounidense relevante de cara al futuro cuando los vehículos eléctricos tomen nuestras carreteras. Ford, a pesar de su inicio tardío y varios pasos en falso, es una apuesta a largo plazo en el mercado de vehículos eléctricos, que podría estar muy concurrido en los próximos 10 años. Dicho esto, sus acciones son bastante baratas y podrían ser adecuadas para inversores a largo plazo que quieran incorporar un nombre de automóvil tradicional a sus carteras.




investing