EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La jugada de Cristina Kirchner en el Congreso para blindar el decreto de Alberto Fernández

 

El oficialismo tiene mayoría en la Comisión Bicameral encargada de avalar o rechazar los DNU del Poder Ejecutivo.


Los diputados y senadores del Frente de Todos intentarán avalar mañana en una comisión bicameral del Congreso el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 241/21 que suspendió las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), eje del conflicto político y judicial entre Nación y la Ciudad de Buenos Aires.

La Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo que preside el diputado oficialista Marcos Cleri, del sector de La Cámpora, fue convocada para este viernes a las 09.00 para dar tratamiento al decreto del presidente Alberto Fernández y, dado que el Frente de Todos tiene mayoría en ese cuerpo, no tendría inconvenientes en emitir un dictamen favorable.Además de Cleri, el conjunto es integrado por su vicepresidente, el senador de la UCR Luis Naidenoff, y por los diputados del Frente de Todos, Lucia Corpacci y Pablo Raúl Yedlin; del PRO, Omar De Marchi y Pablo Tonelli; y de la UCR, Gustavo Menna y Luis Petri.

Por el lado de los senadores, completan la comisión Pedro Braillard Poccard, del Frente PRO; Silvia del Rosario Giacoppo, de la UCR; y Anabel Fernández SagastiGuillermo Snopek, Daniel Aníbal LoveraMaría Teresa Margarita González Mariano Recalde, del Frente de Todos.

Con la aprobación en Comisión, el escenario más factible es que Cristina Kirchner impulse el tratamiento del decreto en el Senado, donde el oficialismo cuenta con una holgada mayoría.

El Frente de Todos busca darle así aval parlamentario a la medida que suspendió ante el fuerte rebrote de la pandemia por 15 días las clases presenciales y que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, objetó ante la Corte Suprema de Justicia con el respaldo de Juntos por el Cambio.

De esta manera, la discusión judicial y política de los últimos días entre el oficialismo y la oposición se trasladará al Congreso, que volverá al calor del debate luego de poco más de una semana con pocas actividades o de baja intensidad.

El DNU firmado por el Presidente el pasado 15 de abril es el eje principal del debate político, con un fallo de la Justicia porteña que, a contrapelo de la medida, habilitó las clases presenciales en la Ciudad y otro de la Justicia Federal que ordenó mantenerlas suspendidas hasta que falle la Corte Suprema.

Además de la puja judicial, el decreto es objeto de la pelea política entre el Presidente, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el oficialismo en pleno, contra Rodríguez Larreta y la principal coalición opositora, que cruzan fuertes críticas y reproches por el tema desde hace una semana.

Mientras aguarda el pronunciamiento de la Corte, Rodríguez Larreta mantiene en su distrito la concurrencia a las aulas con el argumento de que el nivel de contagios de coronavirus en las escuelas es inferior al 1%.

El oficialismo replica que la suspensión no obedece a los contagios en las aulas (los cuales reconoce como bajos) sino a la circulación de gente generada por la asistencia a las escuelas.

En medio de esa discusión, el Frente de Todos buscará darle aval legislativo al DNU de Fernández para avanzar un paso más en la pelea con la oposición, una disputa que se inscribe tanto en la crisis sanitaria por la pandemia como en la competencia electoral de este año.


El DNU firmado por el Presidente el pasado 15 de abril es el eje principal del debate político, con un fallo de la Justicia porteña que, a contrapelo de la medida, habilitó las clases presenciales en la Ciudad y otro de la Justicia Federal que ordenó mantenerlas suspendidas hasta que falle la Corte Suprema.

Además de la puja judicial, el decreto es objeto de la pelea política entre el Presidente, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el oficialismo en pleno, contra Rodríguez Larreta y la principal coalición opositora, que cruzan fuertes críticas y reproches por el tema desde hace una semana.

Mientras aguarda el pronunciamiento de la Corte, Rodríguez Larreta mantiene en su distrito la concurrencia a las aulas con el argumento de que el nivel de contagios de coronavirus en las escuelas es inferior al 1%.

El oficialismo replica que la suspensión no obedece a los contagios en las aulas (los cuales reconoce como bajos) sino a la circulación de gente generada por la asistencia a las escuelas.

En medio de esa discusión, el Frente de Todos buscará darle aval legislativo al DNU de Fernández para avanzar un paso más en la pelea con la oposición, una disputa que se inscribe tanto en la crisis sanitaria por la pandemia como en la competencia electoral de este año.


TN