https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El INTI inauguró un biodigestor en Santiago del Estero

El digestor de desechos orgánicos funciona en Colonia Jaime, una comunidad agroindustrial integrada por 20 familias santiagueñas que vive de su propia producción. 

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) inauguró este mediodía en Colonia Jaime, Santiago del Estero, un biodigestor que será utilizado para dar gas a la cocina comunitaria donde se preparan los alimentos de las 24 familias que viven en la colonia. En el acto inaugural estuvo el vicepresidente del INTI, José Luis Esperón, quien destacó la importancia del desarrollo del INTI en todo el país: “Vamos a seguir federalizando nuestro Instituto”, dijo Esperón, quien integró la comitiva provincial encabezada por el gobernador santiagueño Gerardo Zamora. 

Los 80 integrantes de la comuna rural, según sus costumbres, comen todos juntos en la misma mesa. La cocina -una para todos, donde las mujeres encargadas preparan el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena- funciona a leña obtenida de los montes de la región. Además tienen 100 vacas lecheras que son ordeñadas dos veces por día y trabajan en sus campos de granos, de forrajes para animales, en sus huertas de verduras y hortalizas. Los integrantes de Colonia Jaime también se dedican a la agricultura, la apicultura, la avicultura, la floricultura, y la ganadería (cuentan con una hacienda vacuna de 250 cabezas). También posee una producción propia de cerdos cuyos chacinados son los más codiciados en la zona. 

El biodigestor, que fue bautizado por los colonos con el nombre de Don Felipe, utilizará las excreciones de los animales para producir gas que será usado como combustible en la cocina y, de esta manera, se obtendrán principalmente tres ventajas: se minimizará el consumo de leña, evitando la degradación del monte, se disminuirá la contaminación de los vectores que afectan a personas y animales, y se buscará que el agua tratada se pueda reutilizar para el sistema de riego destinado a los campos de la colonia. 

El gobernador Zamora se mostró muy satisfecho por el desarrollo del proyecto: “Es simple y muy efectivo”. Por su parte, la presidenta de la Asociación Civil Colonia Jaime, Marcela Lazo, dijo: “Es muy importante para nosotros contar con este biodigestor porque sabemos que el abono de las vacas es muy contaminante. Además vamos a disminuir la cantidad de leña que utilizamos por día. Estamos muy felices”. 

El proyecto fue desarrollado por la Unidad Técnica de Proyectos Industriales de la Unidad Operativa NOA del INTI, con la participación de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, y es financiado por la Subsecretaría de Desarrollo, Ciencia y Tecnología y Gestión Pública del Gobierno de la provincia de Santiago del Estero con fondos propios. 

“Esto se puede aplicar en cualquier parte del país. El INTI contará con un informe para que la persona u organismo que quiera desarrollarlo, pueda hacerlo”, destacó Aldo De Felice, de la Unidad Técnica de Proyectos Industriales, que trabaja en el grupo de Energías Renovables del INTI.