https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Hombro-cabeza-hombro, una figura plenamente vigente; por Charlie Supph

Mucho se ha hablado en los últimos días/semanas acerca de lo obvio de la figura de tope de hombro cabeza hombro que estarían desarrollando una buena cantidad de cotizantes e índices. Lógicamente, hay quienes sostienen que cuando lo que el chart demuestra es tan simple de leer, el efecto resulta ser el contrario, dado que en definitiva, sucederá lo inverso a lo que la gran masa sostiene o ve. Realmente, no sostenemos esa idea, dado que cada momento requiere de un análisis particular y, por cierto y para los que de una u otra forma utilizamos al análisis técnico como una herramienta para la toma de decisiones, las figuras que se forman están justamente ligadas al propio análisis.Por lo tanto, mientras la formación sea válida, no vemos el porqué pensar en que no pueda suceder, solo por el hecho de actuar de forma contraria a lo que supuestamente “todo el mundo ve”. Más aún, son tantas y variadas las voces que se han levantado durante las últimas ruedas y dicho a viva voz frases como “no, esto lo ven todos, no ha de suceder”, “no puede ser tan sencillo..”, “una nueva trampa del mercado..”, “es imposible que suceda..”, “te van a llevar puesto...”, etc. Lo cual nos hizo reflexionar y acaso imaginar que hasta es posible que, por el solo hecho de que ahora todos lo ven y todo lo obvio que parece, termine sucediendo, dado muchos son los que se plantean que no sucederá, solo por creer que ahora será distinto y la figura técnica no será activada y obviamente, quedan momentáneamente fuera del mercado. Hay varios motivos para explicar dicho fenómeno, pero dentro de ellos hay dos que resaltan:

1) el que tiene que ver con la propia historia del analista u operador, donde y ante una situación similar, el mercado reacciona de otra forma y por ende, no desea que le pase lo mismo que en aquel momento.

2) La asociación inconsciente con la masa, asumiendo que ahora todos lo ven, leyéndolo en todos lados y finalmente, incorporando esa idea de trabajo con una frase característica “en esta, a mi no me agarran..”, o “esto es para los inexpertos...” y acaso jactándose de ser superior. Mostraremos a continuación una serie de charts donde emerge claramente la figura de hombrocabeza – hombro en zona de posible tope. En algunos de ellos, la formación ha sido activada de forma concluyente, en otros se encuentra en zona extrema y por último en algunos se estaría formando aún la figura.

Hemos tomado como modelo de trabajo los mínimos observados entre noviembre del 2008 y marzo del 2009, que incluyen, claro está, la posible formación de hombro cabeza hombro en zona de máximos, como así también, el corte de las líneas tendenciales, lo cual le daría aun mayor entidad a nuestra hipótesis de trabajo.

(Los datos son al cierre del día 30 de junio de 2010).



Figura n1 Nasdaq composite





Figura n2 XLB


Figura n3 AXP



Figura n4 AA


Figura n5 RIG


Figura n6 CSCO



Figura n7 PBR


Figura n8 VALE


Figura n9 TX


En definitiva, cierto es que nadie puede asegurar que ha de suceder, y las figuras técnicas pueden ser lógicamente invalidadas, incluyendo lo mostrado en las figuras anteriores, existiendo mas de un caso dentro de la historia bursátil que ello ha sucedido. Es un argumento por el cual muchas veces, el propio análisis técnico se ha puesto en duda. Claramente, nuestra opinión es distinta, dado es la propia historia la que demuestra tajantemente cómo en la inmensa mayoría de las veces, esos “extraños dibujitos y líneas”, como a veces suelen sostener los que no están ligados al análisis técnico, terminan resultando efectivos.

CH.
chadasu@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del presente documento así como la distribución del mismo a terceros, sin la previa autorización de Carlos Darío Supph. Reservado derecho de autor



Especies relacionadas con este artículo: QQQQ, XLB, AXP, AA, RIG, CSCO, PBR, VALE, TX



Este informe es proporcionado sólo con propósitos informativos, y no constituye ofertas, sugerencias, ni recomendación para vender o comprar acciones o títulos valores. Su objeto es ilustrar y servir de elemento comparativo a los inversores sobre la marcha de los mercados y de las acciones. Rava Sociedad de Bolsa S.A. no se responsabiliza ni por la exactitud o integridad del mismo, ni por los eventuales daños patrimoniales que provoquen decisiones basadas en dicho informe.